Un presunto intento de robo de una mochila de un bañista de la playa de Can Pere Antoni, en Palma de Mallorca, fue replicado de una manera extremadamente violenta por su propietario. Cuando el dueño se percató de que le estaban cogiendo sus efectos personales, propinó un fuerte puñetazo en la boca al presunto ladrón, que le causó la pérdida de varias piezas dentales. Agentes de la Policía Local de Palma se personaron en el lugar y detuvieron al agresor por un presunto delito de lesiones graves.

Los hechos tuvieron lugar sobre las cinco de la madrugada del pasado domingo en la playa de Can Pere Antoni. Un hombre, de nacionalidad marroquí, se disponía a coger una mochila dejada en la playa. Sin embargo, no contó con que el dueño de la misma andaba al acecho. Nada más percatarse del supuesto intento de robo, el propietario de la mochila se dirigió al sospechoso y, antes de que este pudiera zafarse, le propinó un potente puñetazo que le alcanzó de lleno en la boca. El fuerte impacto le causó al momento la pérdida de varios dientes.

Agentes de la Policía Local de Palma se personaron en ese preciso instante para ver que ocurría. El agredido se dirigió a los policías y argumentó que «se confundió» al coger la mochila al pensar, supuestamente, que se trataba de la suya. A continuación, los funcionarios detuvieron al atacante por un delito de lesiones graves.