La Guardia Civil de Sagunt, en el marco de la llamada Operación Tarbes ha detenido a tres personas por cometer estafas mediante el conocido ‘fraude del CEO’ tras interceptar y piratear los correos electrónicos de las empresas afectadas, de Sagunt y el Puig de Santa María, para desviar dinero a las cuentas de dicha organización criminal. Los investigadores han recuperado 98.000 euros en una de estas cuentas bancarias.

Los arrestados son dos mujeres, de 22 y 23 años y un hombre de 20 años, todos ellos de nacionalidad española. Se les imputan los delitos de estafa, falsedad documental, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

Las investigaciones comenzaron el pasado mes de marzo cuando un empleado de una empresa de Sagunt interpuso una denuncia donde explicaba que habían manipulado el correo electrónico de la compañía, con la finalidad de remitir a los clientes una serie de facturas falsas. Los autores de los hechos lograron de esta forma varias transferencias a su favor de más de 5.600 euros. Poco tiempo después, volvieron a intentar interceptar el correo electrónico de la empresa, pero en sin éxito.

Mediante el llamado ‘fraude del CEO’ consiguieron apoderarse de 86.000 euros de otra compañía del Puig de Santa María. Esta estafa consiste en lograr engañar tanto a empleados como a clientes de la empresa para que, a partir de ese momento, las siguientes transferencias bancarias vayan directamente a la cuenta del cibercriminal.