Neveras, lavadoras, microondas, aparatos de aire acondicionado, ..., así hasta cerca de un centenar de electrodomésticos. Ese es el botín que llevó una banda de butroneros que en la madrugada del pasado martes asaltó y desvalijó una empresa de la Pobla Llarga tras hacer un agujero en la pared de la nave desde un almacén frutícola contiguo, de donde también sustrajeron dos camiones y un furgón que utilizaron precisamente para cargar todo el material robado.

Trataron de llevarse las llantas de un Ford Mustang. | LEVANTE-EMV

Los delincuentes, a los que trata ahora de identificar la Guardia Civil mediante las grabaciones de las cámaras de seguridad de la empresa de distribución de electrodomésticos, iban encapuchados para ocultar sus rostros y portaban guantes y visores nocturnos. Además, sabían el punto exacto en el que realizar el butrón, lo que da muestras de la preparación del golpe.

Según las imágenes captadas por el sistema de videovigilancia de esta empresa de la Pobla Llarga, los ladrones accedieron al interior de la nave minutos antes de la una y media de la noche y estuvieron seleccionando y cargando la mercancía en los tres vehículos de la otra nave hasta que a las seis de la madrugada abandonaron el lugar. Previamente descargaron los sacos con cola de caballo que había en uno de los camiones para hacer espacio a los voluminosos electrodomésticos.

Durante el tiempo que estuvieron en el interior de ambas empresas —y aunque esto no haya quedado recogido por las cámaras—, también trataron de apoderarse de un vehículo Ford Mustang de color negro. Finalmente no pudieron llevárselo porque el embrague estaba averiado y optaron por tratar de llevarse las llantas como indica el hecho de que una de las ruedas estuviera desmontada.

«Estoy seguro que de no tener el embrague roto se lo habrían llevado, encontraron las llaves y lo arrancaron», apunta el dueño de la empresa frutícola y del citado coche. «No les llegó a dar tiempo y se marcharon antes de desmontar todas las llantas», explica por las herramientas halladas junto al neumático.

Agentes de la Policía Judicial de Sueca investigan este robo n el polígono industrial La Closa de la Pobla Llarga el pasado martes de madrugada. Se da la circunstancia de que la alarma de la empresa sí que llegó a saltar poco antes de la una y media, pero desde la central de la empresa de seguridad no se observó nada extraño en ese momento, y como había saltado en reiteradas ocasiones en los últimos días, se decidió apagarla.

Entre cinco y siete autores

No obstante, las cámaras de videovigilancia siguieron grabando y en ellas puede observarse a la perfección como entre cinco y siete personas van seleccionando los electrodomésticos y pasándolos a la otra nave con una transpaleta, donde eran cargados a los dos camiones y la furgoneta de la empresa agrícola que también sustrajeron. «Sabían muy bien a por lo que iban», explica uno de los afectados.

De hecho, a la espera de terminar con el inventario de todo lo sustraído, se calcula que se han llevado más de 90 aparatos variados, para poderlos colocar en el mercado, y en el caso de las unidades de aire acondicionado split se han llevado los equipos completos, con su correspondiente unidad exterior, pese a estar en ubicaciones separadas en el almacén.

Uno de los camiones robados fue localizado por la Policía Local de la Pobla Llarga ayer por la mañana en el camino Sequia Nova, donde por las marcas de neumáticos la banda hizo un cambio de vehículo una vez descargados los electrodomésticos. Los otros dos, más nuevos y valorados en unos 70.000 euros, todavía no han podido ser encontrados. Ambos tienen el logotipo de la empresa pero puede que los ladrones lo hayan tapado, y que usen matrículas dobladas.