Un hombre de 43 años ha sido detenido en San Juan de Aznalfarache (Sevilla) tras sembrar el pánico por las calles al conducir en dirección prohibida en un coche robado y provocar daños a coches a los que fue golpeando.

Según fuentes policiales, el conductor fue detectado en un coche robado en el barrio de San Juan Bajo y huyó de los agentes conduciendo en dirección prohibida mientras era seguido por varios coches patrulla de Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local.

La persecución siguió por varias calles hasta que el vehículo perseguido colisionó contra otro de la Guardia Civil y fue detenido de forma inmediata.

Una vez detenido, fue necesaria la retirada por el servicio de grúa de varios vehículos dañados, sin que ninguna persona sufriese daño alguno durante la persecución.