Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Confiesa que acuchilló a su pareja en la cara y el cuello, y dice que "no quería matarla"

Acepta una pena de cuatro años y medio de cárcel al rebajarlo a un delito de lesiones

Confiesa que acuchilló a su pareja en la cara y el cuello, y dice que "no quería matarla"

Confiesa que acuchilló a su pareja en la cara y el cuello, y dice que "no quería matarla"

«Yo iré a la cárcel pero tú vas a estar muerta», le gritaba a su pareja mientras la acuchillaba en el cuello, la boca y debajo del ojo, delante del hijo de ambos, de apenas tres años y con un trastorno autista, en el domicilio familiar, en una urbanización de la Pobla de Vallbona. Así lo reconoció ayer el agresor machista, quien aceptó una pena de cuatro años y medio de prisión tras llegar a un acuerdo de conformidad por el que se le rebajaba la pena que solicitaba inicialmente la Fiscalía de nueve años de cárcel por un homicidio en grado de tentativa, al calificar finalmente lo ocurrido como un delito de lesiones y unas amenazas.

El acusado, de 30 años, alegó que paró de acuchillarla al verse con las manos ensangrentadas. Según su versión, refrendada por la propia víctima en el juicio, se dio cuenta de lo que acababa de hacer e inmediatamente le dijo de llevarla al hospital. De ahí que se le haya aplicado una rebaja en la pena, además de contemplar la atenuante de reparación del daño tras abonar parte de los 7.500 euros de indemnización por las lesiones y las secuelas.

Esta brutal agresión machista se produjo el 23 de julio de 2018 cuando la pareja comenzó a discutir por el corte de pelo del hijo que tienen en común. En un momento dado Mario S. M. lanzó un objeto contra la cabeza de su compañera y posteriormente la arrastró hasta la cocina, donde cogió varios cuchillos, causándole lesiones debajo del ojo y en la boca, tras clavarle el arma blanca en el paladar. No contento con ello, le clavó el cuchillo en el cuello, herida con un riesgo vital importante, de haber alcanzado mayor profundidad, como así se recoge en el escrito de hechos reconocido por el acusado.

«Una vez en el jardín el acusado paró en su agresión sin que quede constancia del porqué y no continuó clavándole el cuchillo». Inmediatamente después llevó a su víctima al hospital. «Estoy totalmente arrepentido».

Compartir el artículo

stats