Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un hombre degüella a su mujer en la Vila Joiosa y luego se quita la vida

El cuerpo de la mujer fue descubierto gracias a que el colegio de dos de los tres hijos de la pareja llamó alertando porque nadie los había recogido

Agentes de la Guardia Civil, ayer, en el lugar del crimen, poco después del levantamiento del cuerpo. | DAVID REVENGA

Agentes de la Guardia Civil, ayer, en el lugar del crimen, poco después del levantamiento del cuerpo. | DAVID REVENGA

Una mujer de 40 años, Zuita Bouchira, fue degollada ayer por la mañana en su domicilio de La Vila Joiosa presuntamente por su marido, un hombre de 52 años que se quitó la vida a continuación tirándose al vacío desde un puente del municipio vilero. A la Guardia Civil no le constan antecedentes por malos tratos en la pareja, ambos de origen marroquí, ni había denuncias previas, ni de Zuita, ni de allegados, ni de los vecinos, algo que tampoco descarta que hubiese episodios previos de malos tratos. De hecho, la mayor parte de las víctimas mortales de violencia de género nunca habían denunciado a su verdugo, por lo que no tenían protección de ningún tipo.

El crimen machista, primero que se registra este año en Alicante y tercero en la Comunitat Valenciana —los anteriores se registraron en Sagunt y en Borriana—, fue descubierto por la Guardia Civil después de que avisaran desde el colegio de que nadie había ido a recoger a dos de los tres hijos de la mujer asesinada, una niña de tres años y un chico de 10. La mayor, de 14 años, aún seguía en clase en ese momento.

El presunto asesino machista, Omar Berrahmon, se quitó la vida poco después de las diez de la mañana, pero al ir indocumentado no se pudo actuar antes en el domicilio de la pareja, ya que desconocían quién era y dónde vivía.

El Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) fue alertado a las 10.30 horas de un posible suicidio en el conocido como puente del Tram en la Vila Joiosa. Acudió al lugar una ambulancia del SAMU y el equipo sanitario confirmó su fallecimiento.

El puente desde el que tiró el marido de la mujer asesinada, situado a unos cien metros del domicilio donde fue degollada Zuita, tiene una altura de unos 30 metros y difícilmente puede sobrevivir una persona a una caída así.

Manchas de sangre relevantes

Agentes de la Guardia Civil se personaron en el lugar y comprobaron que la víctima no portaba documentación pero sí presentaba manchas de sangre que no parecían únicamente consecuencia del suicidio. El juzgado de guardia de la Vila autorizó el levantamiento del cadáver y se procedió a su traslado al Instituto de Medicina Legal de Alicante, donde hoy se le practicará la autopsia, igual que al cuerpo de su pareja.

Horas después del suicidio, el colegio donde estudian los hijos de la pareja comunicaba a sus familiares que ninguno de los padres había acudido al centro a recogerlos. Los familiares fueron a la casa pero nadie abrió la puerta. La Guardia Civil fue alertada de este extremo y de inmediato relacionó el suicidio del hombre indocumentado con la madre de los niños, por lo que acudió con urgencia al domicilio, situado en la Plaça de la Comunitat.

Los agentes accedieron a la vivienda y encontraron en una de las habitaciones el cadáver de la mujer. Había sido degollada con un cuchillo de cocina que fue intervenido en el lugar por los agentes. El equipo de la ambulancia del SAMU, que había acudido con antelación a la casa ante la posibilidad de que Zuita estuviese herida, tan solo pudo certificar su fallecimiento.

Efectivos de la Policía Judicial y del Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil realizaron la inspección de la escena del crimen y, sobre las seis y media de la tarde, los operarios de la funeraria sacaban el cadáver del inmueble. Un grupo de mujeres musulmanas entonó un cántico mientras trasladaban el cuerpo de Zuita. Los niños han sido acogidos por familiares directos de la mujer, que residen en la Vila.

Al parecer, los vecinos afirman no haber escuchado nunca antes peleas o discusiones que les indujesen a pensar en que Omar maltrataba a Zuita.

Compartir el artículo

stats