Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La criminalidad ha bajado en València en la última década

Las peores cifras de delincuencia se registraron entre 2010 y 2015, cuando gobernaba Rita Barberá en la ciudad

Dos agentes vigilan en el Paseo Marítimo de València. | F.CALABUIG

La tasa de criminalidad en València ha caído más de 13 puntos en la última década. Se trata de una de las principales conclusiones del último informe de seguridad del Ministerio del Interior. Todos los indicadores sobre infracciones penales utilizados por la Oficina Estadística Europea (Eurostat) confirman un descenso de la inseguridad en la ciudad desde el año 2016 cuando la tasa cayó hasta un 57,1, manteniéndose en esos niveles durante los siguientes cinco ejercicios. Actualmente es similar a la del 2016, se mantiene en el 57,1 desde 2015.

La tasa de criminalidad es superior entre los años 2010 y 2015, cuando la media se situaba en los 64,4 puntos mientras que en los últimos cinco años, del 2016 al 2021, esta se ha quedado en los 56,83 de media. De hecho, la tasa actual es la tercera más baja de los últimos once años si se excluye el año 2020, que fue absolutamente excepcional por el confinamiento y el Estado de Alarma.

La del 2021 es la cifra más baja de los últimos once años igualando la más baja que ha registrado la ciudad en la última década, 57,1 en el año 2016, ya con el Gobierno del Rialto.

Balance del concejal

«Estas cifras del Ministerio del Interior demuestran que València es una ciudad segura y tiene una de las tasas de criminalidad más bajas de España», ha señalado el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, quien ha calificado de «abismal» la diferencia respecto a las cifras sobre seguridad que la ciudad tenía en los años 2010 y 2011.

«Los datos desmontan la falacia de la derecha y la extrema derecha, que tratan de proyectar la imagen de una València insegura, mienten y lo usan como argumento político, les da igual València porque València es un instrumento para llegar al poder, no les importa manchar y dañar la imagen de la ciudad, lo único que quieren es conseguir el poder a cualquier precio», ha afirmado Cano.

El descenso de los índices de criminalidad es generalizado, han descendido los homicidios, asesinatos, delitos graves de lesiones, delitos contra la libertad e indemnidad sexual, los robos, tráfico de drogas y el resto de infracciones penales.

«València es una ciudad segura. Lo era antes y lo sigue siendo ahora. La ciudadanía y quienes nos visitan pueden transitar por nuestras calles con tranquilidad y seguimos trabajando cada día para lograr unos niveles de seguridad similares en toda la Ciudad pero, insisto, estamos en una buena situación», ha señalado Cano.

El concejal de Protección Ciudadana ha reconocido los problemas de convivencia que registran determinadas zonas de los Barrios de Orriols, Marxalenes y Plaza de Honduras.

«Son problemas que nos preocupan pero la Policía Local de València ya está trabajando sobre esta situación en coordinación permanente con Policía Nacional», ha indicado.

Compartir el artículo

stats