Una mujer de Valencia ha sido detenida como parte de un grupo criminal dedicado a estafar a interesados en productos tecnológicos sirviéndose de plataformas de compraventa online.

El operativo se originó tras la denuncia de un vecino de A Coruña que alegaba haber comprado una consola de videojuegos en una página web que nunca recibió, a pesar de abonar el importe.

Los investigadores averiguaron que detrás se encontraba un grupo criminal que ofertaba productos tecnológicos a través de anuncios de internet entre particulares. Para ello, contaban con un entramado de cuentas bancarias puente que pertenecían a personas a las que engañaban mediante falsas ofertas de trabajo, alegando que iban autilizar sus cuentas para el ingreso de las correspondientes nóminas. Una vez recibido el abono en las cuentas puente, la detenida realizaba la retirada del dinero remitiendo parte del mismo a los cabecillas del grupo criminal.