Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Procesan por abusos y corrupción de menores a un exedil de Alfafar

El juez aprecia «claros indicios de culpabilidad» de Joan Salvador S. H. y su mujer, también acusada, quienes habrían realizado actos sexuales con acceso carnal con una niña de acogida

Imagen de archivo de los juzgados de Catarroja. M. A. Montesinos

El Juzgado de Instrucción número cinco de Catarroja ha procesado al exconcejal de Alfafar detenido en julio de 2019 junto a su mujer, también procesada, por un delito de abuso sexual con acceso carnal sobre persona menor de 16 años y otro de corrupción de menores, al apreciar que existen «claros indicios de culpabilidad». Joan Salvador S. H. y María Carmen E. C. están acusados de obligar a una niña de catorce años que tenían en acogida a participar en actos de índole sexual, así como de la posesión de material pornográfico en el que aparecen menores de edad.

El exedil de Compromís y su pareja, ambos muy vinculados con movimientos ciudadanos y políticos de la localidad, prestaron declaración a finales del pasado mes de septiembre, donde ratificaron sus declaraciones iniciales, en las que siguen defendiendo su inocencia.

No obstante, el informe psicológico de la menor ha concluido que el testimonio de la víctima es «plenamente coherente», sin contradicciones y que se apoya en experiencias vividas. La adolescente, que apenas tenía catorce años cuando comenzó a sufrir los abusos en 2016, mantiene el mismo relato ante la Guardia Civil, la autoridad judicial y las psicólogas que la han explorado.

A los cuatro meses de iniciarse el acogimiento de la menor por parte de esta pareja, muy conocida en Alfafar, los ahora procesados trataron que participase activamente en sus relaciones sexuales. Primero la acostaban a dormir con ellos y practicaban sexo en presencia de la menor, para posteriormente incitarla a participar, cogiéndole la mano. Según los hechos por los que están procesados, además de tocamientos habría llegado a haber acceso carnal con la pequeña.

La víctima también describe otros episodios en los que el matrimonio que la había acogido se la llevaban a una playa nudista, donde la procesada mantenía sexo con varios hombres, y el exconcejal le incitaba presuntamente a participar en dichos actos. O en otras ocasiones cuando se despertaba de madrugada para ir al baño y sorprendía a Joan masturbándose en el sofá, quien lejos de esconderse o parar al ver a la menor, lo hacía delante de ella por un ánimo lascivo.

A todo ello se suma el material pedófilo que localizaron los agentes del equipo de Investigaciones Tecnológicas de la Guardia Civil tras analizar los dispositivos informáticos incautados a los detenidos. Además de hallar fotografías de menores de edad desnudas, también contaban con fotos íntimas de la adolescente de acogida que habían copiado de su teléfono móvil sin que ella tuviera conocimiento.

Ambos procesados por los delitos de abuso sexual a menor con acceso carnal y corrupción de menores se encuentran en libertad con una orden de alejamiento respecto de su víctima a la espera de juicio. Como medidas cautelares deben comparecer periódicamente dos veces al mes ante el juez y a Joan Salvador se le retiró el pasaporte.

Acepta cuatro años por violar a su sobrina de trece

Un hombre de 77 años aceptó ayer una pena de cuatro años de prisión por un delito continuado de abuso sexual a menor de edad con acceso carnal tras confesar que tuvo sexo con su sobrina, de solo trece. La víctima sufre a raíz de estos hechos un gran impacto psicológico con estrés postraumático. El Ministerio Fiscal solicitaba inicialmente una pena de diez años de cárcel y siete de libertad vigilada, pero tras el acuerdo de conformidad alcanzado ayer entre las partes, la Audiencia Provincial de Valencia le impone una pena muy inferior, de solo cuatro años. El acusado se valió de la inexperiencia y temor de la menor, así como de la confianza al ser su tío. Además le compró ropa, tabaco y un Iphone para que no dijera nada.

Compartir el artículo

stats