Cinco personas han sido detenidas en dos operaciones policiales realizadas en València y Algemesí como presuntas autoras de un delito de tráfico de drogas, por vender las sustancias usando el método de "telecoca", desplazándose en una bicicleta eléctrica y un patinete sin levantar sospechas.

A tres de las personas detenidas se les imputa, además, un delito de ocupación de inmueble, según han informado fuentes policiales en un comunicado, en el que indican que las detenciones se han llevado a cabo en la ciudad de Valencia y el municipio de Algemesí.

En esta población de la Ribera Alta, los investigadores han desarticulado un pequeño entramado dedicado exclusivamente a la venta al menudeo de cocaína, hachís y marihuana, utilizando el principal investigado, en la mayoría de los casos, una bicicleta eléctrica al objeto de pasar inadvertido y evitar ser detectado.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los agentes que un hombre podría estar distribuyendo droga desde diversos bares de la localidad.

Durante las primeras gestiones realizadas los investigadores observaron un elevado trasiego de personas cuya finalidad sería la adquisición de sustancias estupefacientes.

La investigación ha durado cerca de once meses, debido en gran parte a las restricciones en la hostelería por el covid-19, lo que ha provocado su interrupción, siendo posteriormente retomada de nuevo, dificultando de esta manera su continuidad.

En ese tiempo, se ha podido observar cómo el principal sospechoso hacía uso de dos garajes individuales donde ocultaría y posteriormente vendería la sustancia, utilizando el método conocido como

Finalmente, en el marco de esta investigación, los policías realizaron dos registros, localizando e interviniendo 37 gramos cocaína; 138 gramos de hachís; 16 gramos de marihuana, así como 700 euros en efectivo.

Los agentes también detuvieron a dos hombres como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas, pasando uno de ellos a disposición judicial.

Asimismo, en la ciudad de Valencia, los policías de la Comisaria de Trànsits han llevado a cabo una operación policial contra el tráfico de drogas, tras tener conocimiento que en una vivienda ocupada ilegalmente, los moradores podrían estar vendiendo sustancias estupefacientes a pequeña escala, incluso a menores de edad.

El "modus operandi" de los sospechosos consistiría presuntamente en suministrar la droga desde la vivienda ocupada o bien desplazarse en patinete eléctrico, es decir empleando el método de "telecoca", para venderla sin levantar sospechas.

Las investigaciones de los agentes han culminado con el registro de la casa sospechosa, localizando e interviniendo unos 32 gramos de marihuana y 171 euros.

La Policía de la Generalitat interviene pinturas falsas de Goya y Benlliure que se vendían por 1,2 millones

La Policía de la Generalitat interviene pinturas falsas de Goya y Benlliure que se vendían por 1,2 millones Levante-EMV

También han intervenido 210 gramos de lo que parece ser "flakka" o "droga de hulk", una sustancia estupefaciente altamente adictiva y que se consume inhalada, inyectada o vaporizada, provocando efectos similares a los de la cocaína, tales como agitación, aumento de la presión arterial e incluso de la temperatura.

Los agentes han detenido a tres personas en el marco de esta operación policial, como presuntas autoras de los delitos de tráfico de drogas y ocupación de inmueble. Una de ellas ha pasado a disposición judicial. E