La Guardia Civil de Santa Pola ha detenido a seis personas de entre 19 y 29 años en València, Moncada y Tavernes Blanques como presuntas autoras de los delitos de estafa, pertenencia a organización criminal y usurpación de estado civil o suplantación de identidad, que supuestamente estafaron más de 500.000 euros con el llamado ‘fraude al CEO’, el mismo que se empleó, por ejemplo, para timar cuatro millones de euros a la EMT de València.

La investigación arrancó en mayo, cuando una empresa dedicada a la distribución de frutas y hortalizas de la pedanía ilicitana de La Marina denunció que alguien se había hecho pasar por una empresa proveedora suya, remitiéndole un correo electrónico en el cual les informaban de que debías realizarle los pagos en un nuevo número de cuenta.

La empresa denunciante, antes de percatarse del engaño, llegó a transferir más de 47.000 euros a la cuenta de los presuntos estafadores. Tras analizar el caso, los agentes del equipo de Policía Judicial de Santa Pola descubrieron que había más víctimas en toda España, en lugares tan dispares como Tres Cantos o Villaviciosa de Odón, en Madrid, o San Sebastián, y que el montante total de las estfas superaba los 500.000 euros.