Se hace llamar Donatella o La Diabla. Explota a todas las mujeres cis y transexuales que puede desde hace al menos tres años. Lo hizo, según la investigación de la policía nacional, en pisos de Barcelona, en Oviedo y en un club de carretera de Caspe (Zaragoza), también en diferentes ciudades de Alemania. Actualmente, es la fugitiva más buscada de España.

'La diabla', en una imgen de los fugitivos más buscados de Europol.

La Diabla logró huir de una redada policial en un club de Caspe (Zaragoza) a finales del año pasado. Su cómplice y exnovio, un policía fiscal alemán que también se fugó con ella, acaba de ser detenido en su país, según ha podido saber CASO ABIERTO.

Antes de fugarse de España, Donatella captaba mujeres cis y transexuales en su país, Venezuela. Les prometía un trabajo en España. Luego, les hacía operarse para aumentarse el pecho y las obligaba a someterse a liposucciones porque, les decía, "los españoles no las quieren gordas".

Deuda millonaria

Una vez arreglados sus cuerpos, las metía en un avión con destino a Barcelona o Madrid. A su llegada, según los testimonios obtenidos por la Policía Nacional, las encerraba en pisos para explotarlas sexualmente y les comunicaba que tenían con ella una deuda de unos 12.000 euros.

En ocasiones, la red de La Diabla enviaba a algunas de esas mujeres a Alemania, donde seguían siendo explotadas sexualmente. "Allí la prostitución es legal y las mujeres les hacen ganar mucho dinero", explican fuentes policiales, que añaden que "en Alemania no conocen el idioma y allí estaban más aisladas y más indefensas".

Mujeres quemadas

Cuando las mujeres estaban quemadas para la organización de Donatella, la mujer las "vendía", según fuentes policiales. Así, la investigación de los grupos contra la trata de personas les llevó al club Los Almendros, en Caspe (Zaragoza), un local de carretera donde acababan algunas de las mujeres que ya no servían para La Diabla. "Cuando ya dejaban de ganar suficiente dinero para ella, las vendía a locales como ese y seguía cobrando un porcentaje de los beneficios que generaban", explican fuentes policiales.

Liberadas cinco mujeres explotadas en un club de Caspe (Zaragoza).

En octubre de 2019, una joven de 18 años fue agredida en Caspe. Estaba embarazada y era explotada sexualmente en el club Los Almendros. No tenía documentación y no había pasado revisiones médicas durante su gestación. La laboriosa investigación de policía y guardia civil que se inició entonces llevó a liberar a cinco mujeres explotadas allí, pero La Diabla y su entonces novio, el policía alemán, ya no estaban.

Ahora, ella figura en la lista de fugitivos más buscados. Es uno de los tres elegidos por la Unidad de Localización de Fugitivos de la Policía Nacional. Su expareja acaba de ser detenido. Aunque La Diabla ya no estaba con él. Su último novio conocido fue un popular jugador de hockey sobre hielo profesional de Letonia. Ella, quienes la buscan están convencidos, sigue moviéndose en el entorno de la prostitución, explotando a otras mujeres y haciendo dinero con sus cuerpos.