Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detención

Los migrantes del avión patera detenidos en Palma querían marcharse a Francia o Italia

Los tres acusados explicaron a los compatriotas que los acogieron que habían llegado a Mallorca desde Almería

Los detenidos en Sencelles por fugarse de un avión en el aeropuerto de Palma y sus cómplices cuando pasaron a disposición judicial.

Los tres migrantes marroquíes fugados del avión patera que fueron detenidos ayer en Sencelles pretendían marcharse hacia Francia o Italia, según han explicado a este diario fuentes próximas a la investigación. Todos desvincularon a los dos compatriotas que les dieron cobijo, también arrestados, quienes al parecer no sabían que habían escapado de la aeronave. Según sus declaraciones ante la jueza, creían que habían llegado a la isla desde Almería. La magistrada acordó el ingreso en prisión de los tres huidos y dejó en libertad a los otros dos, con la retirada del pasaporte como única medida cautelar. Con estas detenciones son ya 19 los migrantes localizados encarcelados por el incidente en Son Sant Joan, mientras las fuerzas de seguridad siguen buscando a otros seis, todavía en paradero desconocido.

Las investigaciones de la Policía Nacional y la Guardia Civil para dar con los fugados llevaron a los agentes hasta una casa de campo a las afueras de Sencelles. Las pesquisas apuntaban a que allí estaban escondidos tres de los migrantes huidos del avión el pasado 5 de noviembre. Ayer a las ocho de la mañana, los investigadores irrumpieron en el inmueble y detuvieron a estos tres acusados, de 26, 33 y 35 años, acusados de sedición y coacciones. También fueron arrestados dos hombres de 37 años que les habrían permitido instalarse en esa vivienda para no ser capturados, imputados por un delito de favorecimiento de la inmigración ilegal.

Los fugitivos no prestaron declaración ante la jueza de guardia de Inca, salvo para negar la implicación de sus compatriotas. Los tres explicaron que no habían contado a sus dos compatriotas que habían llegado a la isla en el 'avión patera' y que estaban siendo buscados por las fuerzas de seguridad. De acuerdo con su versión, les habían dicho que llegaron a Mallorca desde Almería. También afirmaron que les dieron cobijo y alimentos de forma altruista y descartaron su implicación en cualquier plan. Respecto a la fuga del avión no respondieron a ninguna pregunta en su comparecencia ante la magistrada.

Como sospechaban los investigadores, la intención de los fugitivos a largo plazo no es permanecer en la isla, sino marcharse a otros países europeos en los que están ya afincados familiares y allegados suyos. Los tres detenidos en Sencelles pretendían, según fuentes cercanas a las pesquisas, irse a Francia e Italia. De hecho, uno de los acusados facilitó en su comparecencia judicial dos domicilios en estos países.

La titular del juzgado de instrucción número 3 de Inca acordó el ingreso en prisión provisional sin fianza de los tres jóvenes que se fugaron del avión, como solicitó el fiscal. En cambio, dejó en libertad a los dos detenidos por darles cobijo, a quienes retiró el pasaporte para minimizar el riesgo de fuga como única medida cautelar.

De los 25 pasajeros implicados en la huida masiva solo quedan seis por detener. Doce de los implicados fueron detenidos en las horas siguientes a la fuga en Palma y Marratxí. Otros cuatro fueron localizados y capturados el 16 de noviembre en sa Pobla, y tres más fueron arrestados ayer en Sencelles. Los investigadores siguen trabajando para encontrar al resto, con la certeza de que al menos dos de ellos consiguieron marcharse de Mallorca en la mañana del 6 de noviembre, a bordo de un ferri con destino a Barcelona.

Compartir el artículo

stats