La jueza de Instrucción número 5 de Paterna había ordenado anoche el ingreso en prisión de siete de los primeros once detenidos en comparecer ante ella, de los 18 que ha arrestado el grupo de investigación de la Comisaría de Paterna por su presunta pertenencia a una banda internacional dedicada a la producción industrial de marihuana para su venta en países del centro y norte de Europa, donde se cotiza al doble e incluso al triple de su valor en España.

La red, de cuya desarticulación informó ayer en exclusiva Levante-EMV, tenía en marcha cinco macroplantaciones de marihuana, desperdigadas por distintos puntos de València y Cuenca. Así, según la información a la que ha tenido acceso este diario, los investigadores han localizado cultivos de droga en chalés y casas de Vilamarxant, el Perellonet, Sagunt y Minglanilla (Cuenca), con miles de plantas en distintas fases de crecimiento. Por el momento, los agentes han contabilizado cientos de kilos de marihuana ya lista para su venta en el mercado europeo.

La mayoría de los arrestados son de nacionalidad albanesa, si bien los cabecillas —entre ellos el detenido en un chalé de lujo del Vedat de Torrent, uno de los que ha ingresado en prisión— son naturales de Lituania.

En los registros realizados en la operación policial, en la que también participaron agentes de los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES), especializados en asaltos tácticos y neutralización de objetivos armados, los investigadores de la Policía Nacional se incautaron, además de la droga y del utillaje para garantizar el éxito y la calidad de los cultivos, de varios vehículos, documentación y de más de 10.000 euros en metálico. Los 18 presuntos integrantes de la red están acusados de tráfico de drogas, defraudación de fluido eléctrico y organización criminal.

Acuchillado por el ‘pescao’

Por otro lado, agentes del mismo Cuerpo arrestaron este miércoles a un joven de 23 años acusado de vender marihuana sintética o ‘pescao’ a otros dos, a uno de los cuales, además, apuñaló en un costado cuando, supuestamente, iba a venderle esa droga.

Al registrar el domicilio del arrestado, los agentes de la Policía Nacional confiscaron, además de 11 gramos de marihuana, un machete de 44 centímetros de hoja, un estilete de 20 centímetros, una navaja, un bate de madera, una defensa policial y un spray de defensa personal.