Agentes de la Policía Local de l’Olleria arrestaron el pasado domingo a un menor de solo quince años por un delito de robo con violencia e intimidación en grado de tentativa tras sorprenderlo robando en el interior de un bazar chino de esta misma localidad armado con una catana.

Los hechos ocurrieron sobre las 18.40 horas cuando el adolescente entró encapuchado y con un pañuelo para tapar su rostro en un local de la avenida Diputación de l’Olleria. El menor portaba en una mano un arma blanca de grandes dimensiones, concretamente una catana, con la que habría amenazado el encargado del establecimiento para que le entregara el dinero de la recaudación.

En un momento de distracción del asaltante, el dueño logró telefonear a la policía alertando del atraco. Así, rápidamente acudieron al lugar agentes de la Policía Local de l’Olleria, quienes instaron al atracador a que soltara el arma blanca.

Manteniendo la distancia en todo momento por cuestiones de seguridad, y sin llegar a hacer uso de la violencia, los policías lograron que el adolescente depusiera su actitud y tirara la catana al suelo. Una vez desarmado procedieron a su detención por la tentativa de robo con violencia. Tras confirmar su identidad, los agentes comprobaron que el atracador apenas tenía quince años. La Guardia Civil se hizo cargo de él y se trasladó a la Fiscalía de Menores.