Suscríbete

Caso Abierto - Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Incendios

Fallece tras arder su casa en Asturias y no poder huir al necesitar silla de ruedas

Los vecinos afirman haber oído al hombre, de 84 años, pedir auxilio: "Era buena persona y ha tenido una muerte horrible"

Imagen de archivo de una ambulancia.

Un vecino de La Rebollada, en Mieres, falleció este miércoles por la tarde tras incendiarse su casa. El hombre, de 84 años y con una severa minusvalía que le mantenía en silla de ruedas, no pudo huir de las llamas pese a que los vecinos le escucharon pedir auxilio desde dentro de la vivienda. Todo indica que intentó escapar del fuego, pero no tuvo tiempo suficiente. El cuerpo, según explicaron a este diario testigos presenciales, fue encontrado ya muy cerca de la puerta.

Efectivos de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), con base en los parques de Mieres, Proaza y La Morgal, acudieron para extinguir el incendio. La Guardia Civil se hizo cargo de los trámites para proceder al levantamiento del cadáver. El fuego, localizado en una vivienda de dos alturas, anexa a otros dos inmuebles, afectó a la primera planta de la casa. Los bomberos consiguieron confinar el incendio evitando que se propagase a la planta superior.

Los vecinos de La Rebollada se muestran consternados. “Ha sido una muerte horrible. Era una buena persona que hacía su vida con bastante normalidad pese a sus limitaciones”, explicaron varios allegados a LA NUEVA ESPAÑA. “Tenía una silla eléctrica con la que incluso bajaba a Mieres cuando lo necesitaba”. El falleció vivía solo en el barrio conocido como Les Pieces, en el extrarradio. “Era natural de Galicia y tenía familia en el extranjero, en Bélgica, creemos recordar”, apuntaban los vecinos del entorno.

El Centro de Coordinación de Emergencias del 112-Asturias recibió el aviso a las 18.45 horas. En la llamada señalaban que estaba saliendo humo por una vivienda de dos alturas. En el aviso ya se advertía de que el propietario se encontraba en el interior. Cuando los bomberos llegaron al lugar el fuego se encontraba ya muy desarrollado en la planta baja. Tras iniciar las labores de extinción y realizar una primera ventilación se pudo comprobar que, en la planta superior, donde se ubicaban las habitaciones, no había ninguna persona. Cuando se pudo acceder a la planta inferior se localizaron los restos mortales del propietario.

A las 19.36 horas se dio por controlado el incendio y parte del personal retiró a sus respectivas bases. En el lugar permanecían al cierre de esta edición dos efectivos realizando tareas de vigilancia y control. En el interior de la vivienda había cuatro bombonas de gas, según los residentes del entorno.

Compartir el artículo

stats