Una banda organizada que utiliza un Porsche Cayenne de color negro robado hace unos días en Xirivella ha desvalijado tres tiendas de telefonía móvil en tres noches consecutivas, en las que han logrado un importante botín. El último asalto, en el que mejor les ha ido, se produjo en la madrugada de ayer en la tienda Apple de la calle Colón de València, de donde sustrajeron 147 teléfonos móviles, tabletas iPad y ordenadores de la marca de la manzana mordida.

De momento, la Policía Nacional no ha logrado identificar a los autores, que los testigos cifran entre cinco y seis encapuchados que emplean mazas y hachas para fracturar los cristales de los escaparates para llevarse, en una acción relámpago, todos los dispositivos que pueden arramblar y meter en mochilas.

En todos los casos, han actuado a la misma hora: entre las 4.00 y las 4.15 horas. Siempre rompiendo a mazazos y hachazos ventanales o las lunas de la puerta de las tiendas y emprendiendo una alocada huida a alta velocidad. De hecho, en el último robo, el perpetrado en València en la madrugada de ayer, los coches patrulla que iniciaron su persecución consiguieron seguirlos hasta la V-30, pero allí les perdieron la pista ante la evidente diferencia de potencia de los motores de los vehículos policiales en comparación con el del Porsche Cayenne.

Roban en la tienda de Apple del centro de València Germán Caballero

De momento, hay abiertas dos investigaciones, una por parte del grupo de Robos de la comisaría provincial de Castelló y otra del mismo grupo de la Jefatura Superior de Policía de València, pero la identificación de los ladrones se presume complicada, ya que cubren sus rostros con pasamontañas y capuchas y además hacen uso de guantes y mascarilla para evitar dejar huellas y ADN a su paso.

El primer asalto se produjo en la tienda Apple de Castelló, en la calle Ruiz Zorrilla, a las 4.00 horas del martes. Cinco encapuchados con un hacha y dos mazas reventaron una ventana y se llevaron varios ordenadores, aunque no lograron arrancar los iPhone de los soportes de seguridad. Un barrendero los vio huir en el Porsche.

Alerta roja a todas las patrullas

Justo a las 24 horas, repitieron el mismo modus operandi, esta vez en una tienda de telefonía Orange, en Vila-real. Un vecino logró grabarles cuando huían a toda velocidad en el Cayenne. En esa tienda, lograron llevarse un importante número de dispositivos, entre ellos varios iPhone, su principal objetivo dado su precio.

El siguiente golpe lo dieron a las 4.15 horas de la madrugada de ayer en la tienda Apple de la calle Colón de València, a cuyo interior accedieron rompiendo a mazazos uno de los ventanales. Los ladrones se apoderaron de 147 dispositivos, entre teléfonos, tabletas y ordenadores.

Los vigilantes de unos grandes almacenes dieron la alarma, tras ser testigos, a través de las cámaras de seguridad, del robo y ver cómo los seis encapuchados escapaban a la carrera hasta el Porsche, en el que huyeron a toda velocidad. Las patrullas de la Policía Nacional y de la Local trataron de seguirlos, pero los perdieron en la V-30.

Desde anoche, todas las patrullas policiales están en alerta ante la convicción de que, antes o después, van a volver a atacar.