Agentes de la Policía Nacional han detenido en Paterna a un hombre de 37 años como presunto autor de hasta ocho robos y tres hurtos en establecimientos comerciales de la localidad, cometidos todos ellos en una semana y en diferentes horas del día, según informa la Jefatura Superior. Algunos de los delitos fueron con violencia e intimidación, según la investigación.

La detención se produjo de madrugada durante esta semana, cuando agentes de Seguridad Ciudadana observaron a un hombre con la capucha puesta en «actitud sospechosa», por lo que lo vigilaron desde una distancia prudencial. En un momento dado, el sospechoso —con numerosos antecedentes— extrajo del interior de su chaqueta una barra metálica y forzó la cerradura de un establecimiento. Rápidamente, los agentes se acercaron para impedir el hecho delictivo, cuando se percató de su presencia e intentó huir, aunque finalmente fue detenido en la calle Reyes Católicos.

El arrestado opuso «gran resistencia» y llegó a lesionar a dos de los policías, a uno de los cuales le provocó una herida sangrante en un dedo, además de romperle el pantalón, y al otro le propinó un golpe en la mano derecha.

Todos los hechos los cometía en comercios cercanos a su vivienda, donde se encontraron prendas de ropa. Su principal objetivo eran farmacias, peluquerías o panaderías cuando había pocos clientes.