La Policía Local de Elche (Alicante) ha detenido a un hombre de 42 años por presuntamente robar un vehículo de un concesionario en la calle Sor Josefa Alcorta, tras facturar el cristal del local. Asimismo, en el momento del arresto, el acusado amenazó de muerte a sus familiares y se autolesionó, por lo que fue trasladado a un centro de salud.

Los hechos ocurrieron el 11 de enero, cuando se recibió una llamada sobre las 14.30 horas alertando de la rotura del cristal del concesionario. Así, cuando llegaron los agentes, el presunto autor no se encontraba en el lugar, por lo que contactaron inmediatamente con el responsable del negocio, según ha informado el consistorio en un comunicado.

El gerente detectó la desaparición de una caja con las llaves del vehículo que estaba estacionado en el exterior y que, en ese momento, no se encontraba donde la habían dejado los trabajadores. Tras conseguir la descripción del implicado, el dueño comentó el interés del individuo por el vehículo unos días antes.

Igualmente, la dotación policial conocía la dirección de unos familiares del implicado, por lo que destinaron varias patrullas para localizarle a él y al vehículo. De esta forma, fue en ese domicilio donde se encontró al presunto autor junto a la puerta de acceso. Al percatarse de la presencia de los agentes, trató de introducir disimuladamente la llave en el buzón al tiempo que se dirigía a los policías para distraerlos.

El hombre, que coincidía con la descripción dada por el responsable del concesionario, llegó al lugar con el vehículo robado. Cuando acudieron los agentes se dieron cuenta de que el individuo estaba presuntamente cometiendo un segundo delito, en este caso por amenazar de muerte a sus familiares mientras él mismo se autolesionaba.

Finalmente, el detenido fue trasladado al centro de salud por las heridas autoinfligidas como parte de las amenazas y, posteriormente, trasladado a dependencias policiales.