La Guardia Civil ha evitado la evasión de 100.000 euros en metálico que supuestamente iban a ser blanqueados en un país de Este de Europa. La acción ha sido posible gracias a que los vigilantes que controlan la seguridad en los accesos de pasajeros del aeropuerto de Manises detectaron a tiempo lo que parecían fajos de billetes dentro de una de las maletas revisadas en el escáner.

La intervención del dinero, de la que ha informado hoy la Comandancia de València, se produjo el pasado 14 de enero. Los vigilantes llamaron a los agentes del destacamento del aeropuerto de València, quienes revisaron el equipaje, perteneciente a un pasajero búlgaro de 46 años que iba a tomar un vuelo con destino a un país del Este, y enseguida descubrieron más de 10.000 euros, que es la cantidad máxima con la que se puede viajar fuera de España -100.000, si es dentro del territorio nacional- sin declarar el dinero, tal como fija la normativa de prevención de blanqueo de capitales.

Así, las cosas, los agentes desmantelaron por completo la maleta y terminaron encontrando la friolera de 100.000 euros en billetes. El hombre empezó a dar una serie de explicaciones, achacando el dinero a la venta de piezas de vehículos, en un intento por justificar que no pudiese aportar factura alguna.

Un agente revisa la maleta en la que encontraron los 100.000 euros. GC

Por ello, los guardias civiles, junto con el administrador de la Aduana, intervinieron 99.000 euros -siempre se le dejan 1.000 euros al pasajero para que pueda realizar el viaje-, de los que se ha levantado acta e informado al Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias, por si se trata de una acción de blanqueo de capitales.

El pasajero continuó viaje y no fue detenido, porque, de momento, lo que está probado no es la comisión de un delito -la procedencia real del dinero sí podría constituirlo, pero ha de investigarse y encontrar antes las evidencias que lo demuestren-, sino de una infracción administrativa al no haber declarado -obviamente, con justificantes- que iba a viajar con ese dinero.