Suscríbete

Caso Abierto - Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Violación grupal

"¿Las bragas eran de encaje?", la pregunta de uno de los abogados de la manada de Gran Canaria

El otro letrado de la defensa indica que la perjudicada "fue al centro comercial buscando sexo. Vino a España buscando eso"

Los acusados de formar parte de una manada que violó a una danesa en Puerto Rico durante la Navidad de 2016.

En el juicio a los acusados de violar a una danesa en Puerto Rico (Mogán) durante la Navidad de 2016, el letrado de la defensa de Ibrahim Y. interrogó a la víctima -que testificó desde su país por videoconferencia- en cuanto a si sus bragas eran de encaje, y cuándo y dónde las había comprado. "Usted no tenía por qué guardarle respeto a su ex, si baila con otros hombres no tiene por qué enfadarse él", preguntó.

Mientras, el abogado de los otros tres procesados aseguró que la denunciante "vino a la Isla buscando diversión y sexo" y que solo quería el dinero de la indemnización requerida por la Fiscalía de 100.000 euros. "No veo movimientos de coito, ni actividad sexual. Están ahí para ver si sacan un dinerito", reiteró. A su juicio, la perjudicada "fue al centro comercial buscando sexo. Vino a España buscando eso. También defendió que "es la señora la que anda buscando relaciones con el resto, se le ve que quiere liarse con Ahmed".

Por su parte, la fiscal de Extranjería, Teseida García, sostuvo este martes, durante el juicio en contra de la manada marroquí de Puerto Rico que supuestamente violó a una turista danesa en Navidad de 2016, que fue "utilizada como una muñeca sexual".

La vista oral comenzó con la testifical del que era novio de la turista. El hombre matizó que estuvieron bebiendo durante todo el día del 24 de diciembre de 2016 y se encontraban en un bar de un centro comercial cuando lo echaron del local. "Estuve sin verla unas tres o cinco horas", apuntó, a la vez que indicó que la buscó toda la madrugada pero no dio con ella hasta que la vio correr con los zapatos en la mano cuando ya era de día y mientras él buscaba un taxi. "Dentro del coche me dijo que la habían violado, estaba en shock y llorando", aseguró el testigo. Según este hombre, él le preguntó si quería denunciar o terminar de disfrutar las vacaciones, así que hablaron con el touroperador quien les expresó que lo mejor era que dieran parte a las autoridades.

Mientras, la víctima entre lagrimas contó que llegó a la Isla con quien era su ex ya que quedaron como buenos amigos. Al igual que el testigo, aseveró que ambos estuvieron consumiendo alcohol desde el 24 de diciembre de 2016, por lo que cuando era de madrugada ya estaba "intoxicada". "Yo recuerdo que estaba en un sitio oscuro, que alguien intentaba coger mis cosas y que me penetró. Yo intentaba correr y me intentó quitar el collar pero no lo logró", reveló a la vez que indicó que rememora que "fue una noche muy larga y que tenía miedo". "Intenté escapar por las escaleras, me gritaron algo pero no me acuerdo porque he hecho todo lo posible para olvidarlo", apostilló la danesa que aseguró recibir tratamiento psicológico a consecuencia de la presunta agresión que sufrió.

Compartir el artículo

stats