Suscríbete

Caso Abierto - Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Brutal violación

Igualada, consternada por la detención del violador de la menor de 16 años

"Tuve que dejar claro a mis hijas que tenían que vigilar porque la sociedad no puede garantizar que las mujeres vayan solas", lamenta una vecina

Operativo de los Mossos en la calle de Igualada donde reside el detenido.

“Nos hemos quedado a cuadros”, con esa sinceridad se expresa esta mañana Eva, una vecina de Igualada (Anoia, Barcelona) que es madre de tres hijas. “La mayor tiene 16 años, la misma edad que la víctima”, subraya antes se comenzar a tratar de explicar cómo debe digerirse que el sospechoso residiera en la misma localidad que su familia. La noticia ha supuesto otro choque para los vecinos de la ciudad, como ya lo fue la brutal agresión hace medio año.

"Fue muy desagradable todo lo que rodeó aquella violación, fueron momentos complicados para Igualada. En casa tuvimos que gestionarlo hablando con ellas –en alusión a sus tres hijas– y escuchándolas mucho. Intentando no meterles miedo pero dejando claro que tenían que protegerse. Era una pena tener que decirles, sobre todo a la mayor, que no fueran solas por la calle a según qué horas, pero desgraciadamente la sociedad todavía no puede garantizar su seguridad. Les remarqué que fueran sin miedo pero con precaución”, lamentaba Eva.

“Estoy impresionada por descubrir que tenía al violador justo al lado”, añade una mujer que trabaja a escasos metros del lugar donde vive el sospechoso. Esta segunda vecina trabaja atendiendo a víctimas de la violencia machista y había seguido muy de cerca este caso. No podía imaginar que durante estos últimos meses ha estado cruzándose con el joven a quien los Mossos consideran autor del crimen.

No era posible encontrar en Igualada a nadie que no supiera de lo ocurrido la madrugada del 1 de noviembre en el polígono industrial, donde fue encontrada inconsciente la adolescente de 16 años. Sin embargo, tampoco era sencillo encontrar a vecinos que conocieran al joven de 20 años que la habría atacado. Según una vecina, el sospechoso vivía con una chica de su edad y un hombre más mayor, de unos cincuenta años.

El domicilio que los Mossos d'Esquadra han registrado este jueves durante ocho horas en busca de pruebas que lo inculpen estaba en la segunda planta de un bloque de la calle de Sant Sebastià, cerca de la plaza de la Creu, el casco antiguo de Igualada. El joven, que tiene antecedentes policiales porque atacó sexualmente a una familiar –también menor de edad– vivía en el segundo tercero y varias de las casas del mismo edificio estaban deshabitadas.

El alcalde de Igualada, Marc Castells, se ha felicitado por la detención y ha deseado que la instrucción del caso sea la necesaria para que caiga "todo el peso de la ley" sobre el detenido. También ha reconocido que el caso había disparado la sensación de inseguridad en la ciudad. En la zona donde fue atacada la joven, un solar cercano a la estación de tren a la que se dirigía la víctima al salir de la discoteca Epic, no había cámaras. El Ayuntamiento las ha instalado a raíz del caso.

Interpelación al Gobierno

El caso conmocionó la localidad barcelonesa y también a la sociedad, ya que poco después de la violación de la menor, la madre explicó la brutalidad de la agresión y pidió ayuda para detener a los agresores. La madre de la menor de 16 años violada en Igualada (Barcelona) se dirigió al Gobierno para pedir que tomaran medidas y, también,  una segunda carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que le preguntó si podía "dormir tranquilo" y arremetía contra la ministra de Igualdad, Irene Montero, porque, a su parecer, no se había "pronunciado" sobre este caso.

En su investigación, los agentes analizaron las cámaras de seguridad de la zona para intentar identificar a una persona que, según las amigas, la acompañó a la salida de la discoteca.

El Govern se persona como acusación

El Govern se personará como acusación popular en la causa judicial contra el detenido, según ha anunciado la 'consellera' de Igualdad y Feminismos, Tània Verge. La 'consellera', que ha pedido a los medios de comunicación que respeten la intimidad de la víctima y de su familia, ha celebrado la detención porque implica que "por fin" podrá hacerse "justicia". "Ninguna agresión hacia las mujeres debe quedar impune", ha declarado.

La gran conmoción en Igualada provocó que se convocaran manifestaciones de protesta, y en general en toda Catalunya, donde también hubo concentraciones en repulsa por la violación, una de ellas en Barcelona a la que asistió el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

Compartir el artículo

stats