La Guardia Civil de Valencia ha detenido a un hombre de 43 años por cometer presuntamente 21 delitos de robo con fuerza y otros 20 de desórdenes públicos, al robar una tonelada de cableado de cobre de la vía ferroviaria del trayecto entre Valencia y Madrid.

El autor cometió estos robos en los municipios valencianos de Buñol, Cheste, Chiva, Picanya, Requena y Siete Aguas, hurtos que provocaban un peligro real, según ha explicado el instituto armado en un comunicado, ya que la inexistencia de este cableado podía causar una sobrecarga y llevar a la electrocución de cualquier trabajador o usuario de la línea ferroviaria.

Línea de alta velocidad entre Madrid y València Santiago Torralba

Actuaba de noche tras pasar el último tren del día

Han señalado que el autor, de origen rumano, esperaba vigilante a que pasara el último tren de día y, después, cortaba los cables de cobre de mayor diámetro para pelarlo después, en el mismo lugar, antes de sustraerlo.

Así, la Guardia Civil ha estimado en 5.000 euros el beneficio del ladrón, que cuando cometió los robos residía en Valencia, pero que poco después cambió su residencia a Málaga.

Finalmente, la Guardia Civil de Valencia detuvo en Málaga al presunto ladrón, cuyas diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 2 de Requena.