Otra muerte más por ahogamiento en la Comunitat Valenciana. Un hombre de unos 60 años, tal como ha podido saber Levante-EMV, ha fallecido hoy por la tarde en la playa de Cullera. Alrededor de las 15 horas, los socorristas han divisado al hombre, concretamente la Playa de Sant Antoni, ha puesto rápidamente en marcha el dispositivo de rescate.

Se trataba de un bañista ucraniano de 60 años que, al parecer, no ha podido hacer frente a la corriente. Otras fuentes sostienen que sufrió un problema cardiaco que le provocó un desvacimiento, aspectos que podrá concretar la autopsia. Los socorristas han tenido que utilizar una moto acuática para trasladar el cuerpo a la orilla.

Una vez fuera del agua, y según los testigos, han comenzado las labores de reanimación. Durante algo más de 30 minutos, socorristas primero y luego miembros del Samu han intentado reanimar sin éxito al bañista. Lo intentos fueron en vano.

Una familiar del bañista fallecido, según los testigos, ha tenido que ser atendida por los servicios sanitarios por un ataque de ansiedad.

Hasta la playa acudieron efectivos de la Policía Local de Cullera y de la Guardia Civil.

Según han explicado algunos testigos, el fallecido y su mujer estaban nadando en la playa pese a las condiciones meteorológicas y la mar picada. Tras varios minutos en el agua, la mujer decidió salirse y esperar a que su compañero acabase. Fue entonces cuando pasados unos 10 minutos, cuando otra bañista la alertó de que los socorristas estaban sacando a su compañero del agua.

El juez ha llegado a la plata a las 18 horas.