Rescatada una barranquista valenciana cuando estaba colgada sobre un canal en Pirineos

Dos parejas de valencianos descendían el barranco de Lazas, el más complejo y técnico de la zona oscense de Vadiello

La mujer estaba suspendida en el vacío y bajo una intensa lluvia fría del agua del canal sufrió hipotermia de tipo 2

Imagen de archivo de un rescate del GREIM de la Guardia Civil en una montaña de Huesca

Imagen de archivo de un rescate del GREIM de la Guardia Civil en una montaña de Huesca / Europa Press

M. G./E. P.

La Guardia Civil de Huesca ha rescatado a una barranquista valenciana que había quedado colgada junto a otro compañero mientras practicaba rápel con otra pareja más, en mitad del descenso del barranco Lazas, uno de los más difíciles y técnicos que se encuentran en la zona de Vadiello en el término municipal oscense de Loporzano (Huesca).

El varón se encontraba bien, ya que tenía los pies en una repisa, pero su compañera se encontraba suspendida en el aire, en mitad de una canal, donde el agua fría le caía en forma de lluvia intensa.

El aviso se recibía sobre las 17.00 horas de este domingo en la sala C.O.S.-062 de la Guardia Civil de Huesca, a través de 112-SOS Aragón. El Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de Huesca, un helicóptero de la Guardia Civil y un médico del 061 sobrevolaron el lugar hasta localizar a estos dos barranquistas.

Se intentó realizar un ciclo de grúa convencional, pero no consiguieron llegar hasta la mujer que estaba colgada de la cuerda, ni siquiera desplegando los 50 metros de cable de los que dispone la grúa.

Finalmente, el especialista de montaña tuvo que combinar el ciclo de grúa con un ciclo de cuerda de 20 metros, teniendo que rapelar hasta llegar a la barranquista. A continuación, la desprendió de su atadura y la aseguró rápidamente procediendo a su evacuación, sin llegar a cortar las cuerdas que la sujetaban.

Evacuada al hospital con hipotermia severa

El helicóptero trasladó a la barranquista y al especialista colgados de la cuerda de 20 metros hasta una zona de depósito donde se encontraba el otro especialista en montaña. La barranquista apenas podía andar y hablar, ya que se encontraba totalmente mojada, por lo que se intentó que entrase en calor. El helicóptero trasladó a la mujer hasta el Hospital San Jorge de Huesca con una hipotermia de grado 2.

Los dos especialistas en montaña volvieron a lo alto del barranco, sin la ayuda de la aeronave para evacuar a las otras tres personas, dado que el día estaba muy nublado y se estaba haciendo de noche. Para ello, tuvieron que realizar el barranco de noche, prácticamente en su totalidad --unos 200 metros de descenso-- hasta llegar al lugar donde estaban los barranquistas.

La otra mujer que formaba parte del grupo no se encontraba bien, ya que tenía mucho frío en las manos y apenas sentía las piernas, por lo que los especialistas, extremando la seguridad, procedieron a su descenso. Los otros dos se encontraban bien y descendieron por sus propios medios. Los rescatados son dos mujeres de 50 y 51 años y dos hombres de 51 años y 53 años, todos ellos vecinos de Valencia.

El GREIM de Benasque (Huesca) también evacuó este sábado a un cazador, que se encontraba con dos personas más por el afluente oriental de la Aigüeta de Barbaruens cuando sufrió un tropiezo que le provocó una lesión en la pierna. Se trata de varón de 51 años y vecino de Huesca.

El aviso se recibió en torno a las 14.00 horas y el GREIM Benasque se desplazó hasta el lugar en vehículo oficial junto a una Unidad Aérea de la Guardia Civil con el médico del 061. Tras una primera valoración se determinó su evacuación mediante un ciclo de grúa, por lo que el helicóptero extrajo del lugar al accidentado junto con el especialista de montaña hasta un lugar donde fue asistido por el médico.

Al tener una posible fractura en la pierna, se le trasladó en vehículo al centro de salud de Castejón de Sos (Huesca), ha informado la Guardia Civil.