Un youtuber acepta un año y tres meses de cárcel por difundir vídeos vejatorios contra las mujeres

El condenado daba “consejos para no ser una calientapollas” y culpabiliza a las víctimas de abusos sexuales por ir provocando

Elude ingresar en prisión con la condición de hacer un curso en materia de igualdad

Condenado por difundir unos vídeos ofensivos contra las mujeres.

Condenado por difundir unos vídeos ofensivos contra las mujeres. / Ignacio Cabanes

“¿Cómo saber si eres una calientapollas?”, “¿Cómo saber si eres una guarra?” y “¿Quieres saber si eres una puta?”. Esos tres vídeos, difundidos por un youtuber valenciano, plagados de mensajes vejatorios contra las mujeres, a las que reducía como meros objetos sexuales al servicio de los hombres, llegando incluso a culpabilizarlas de ser víctimas de abusos sexuales, le han costado finalmente a ‘Yuyu el youtuber legendario’ una pena de un año y tres meses de prisión, así como el pago de 1.080 euros de multa.

El condenado por sentencia in voce por un delito cometido con ocasión del ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas, recogido en el artículo 510 del Código Penal, ha reconocido los hechos en un juicio celebrado por conformidad esta mañana en la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de València.

Aunque ha aceptado una pena de un año y tres meses de cárcel por dicho delito, se le suspende la ejecución de la pena de prisión al carecer de antecedentes penales y ser la misma inferior a los dos años. Eso sí, como condición se le impone que realice un curso de reeducación en materia de igualdad y que no delinca en el plazo de dos años.

"Merece sufrir abuso sexual"

El condenado, de 31 años y nacionalidad colombiana, subió en octubre de 2018 a través de su canal de youtube, activo desde 2013, tres vídeos en los que hablando directamente a cámara se dirigía a las mujeres de forma denigrante, llegando a decir que “si una mujer se niega a tener sexo con alguien se merece sufrir abuso sexual”.

Hasta en 22 ocasiones menciona la palabra “calientapollas”. Entre las muchas lindezas que dirige contra las mujeres, a las que reduce a un rol sexual al servicio de los hombres, el youtuber afirma que “si vas caminando por la calle y todos los hombres se te quedan mirando de forma morbosa, eh …, lo siento mucho amiga, pero eres una calientapollas enorme”.

De igual modo, da una serie de consejos como: “Si quieres que los hombres te respeten, viste de forma adecuada, …, no uses voz sexy ni te comportes de forma seductora cuando estés cerca de un hombre. Y si lo vas a hacer por lo menos culmina con él”.

Los citados tres vídeos tuvieron más de 4.700 visualizaciones. Posteriormente, el acusado, que se enfrentaba inicialmente a dos años de prisión, no subió ninguna publicación de disculpa o arrepentimiento. El curso de igualdad no le irá nada mal.