Encuentran el torso calcinado de una persona en un camino de Alicante

Un hombre que practicaba deporte en La Serreta avisó al 112 tras ver el resto humano todavía en llamas y la Policía Nacional halló también una maleta, pero faltan las extremidades y la cabeza

Un furgón funerario sale del camino de Alicante donde estaba el torso calcinado.

Un furgón funerario sale del camino de Alicante donde estaba el torso calcinado. / ALEX DOMÍNGUEZ

P. Cerrada

Las fiestas de las Hogueras de San Juan comenzaron ayer de forma macabra para los especialistas del Grupo de Delincuencia Violenta (UDEV) de la Brigada de Policía Judicial y de la Brigada de Policía Científica de Alicante. La aparición del torso calcinado de una persona descuartizada en un camino del paraje La Serreta, en la partida de Fontcalent, activó a los agentes de ambas brigadas para investigar lo que aparenta un complejo crimen.

Los restos humanos aún estaban ardiendo cuando se dio la voz de alarma a primera hora de la mañana y, aunque se desconoce aún con exactitud si la víctima es hombre o mujer, la Policía Nacional sospecha que el fallecido es un varón, según informaron a este diario fuentes cercanas al caso.

En el lugar también apareció una maleta, pero ni rastro de las extremidades o de la cabeza. La Policía estuvo buscando sin éxito más restos con la ayuda de agentes de Policía Judicial, de la Unidad de Prevención y Reacción de Seguridad Ciudadana y de la Unidad de Medios Aéreos con sus drones.

Los restos humanos de la persona descuartizada fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal (IML), donde este martes se realizará la autopsia en busca de la causa de la muerte. Además de aclarar si es hombre o mujer, los forenses tratarán de averiguar si presenta lesiones de arma blanca, de fuego o traumatismos que pudieran haber ocasionado la muerte a la víctima.

La identificación solo será posible por ADN dado el estado de los restos y la Policía Nacional revisará denuncias de personas desaparecidas con el fin de hallar alguna pista que permita conocer quién es la víctima. Los investigadores sospechan que este nuevo asesinato que viene a engrosar la elevada lista de crímenes este años en la C. Valenciana obedece a un ajuste de cuentas.

Los servicios de emergencia fueron alertados sobre las siete y media de la mañana. El 112 de Emergencias recibió una llamada de una persona que estaba practicando deporte y que, al pasar corriendo por un camino del paraje de La Serreta, en la partida alicantina de Fontcalent pero más cerca del término municipal de San Vicente del Raspeig, observó que se estaba quemando lo que parecía un torso humano.

Efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos, cuyo parque de San Vicente está próximo al lugar del hallazgo, también se trasladaron a la zona.

La Guardia Civil y la Policía Nacional también acudieron pero, una vez se comprobó que el camino pertenecía a Alicante, la investigación del caso fue asumida por los especialistas de la Comisaría Provincial.

Agentes de la Brigada Provincial de Policía Científica y de la de Policía Judicial se personaron en el camino donde estaba el torso humano, así como la comisión judicial, que autorizó el levantamiento de los restos humanos cuando la Policía y el forense concluyeron su trabajo. Los agentes que inspeccionaron el lugar también recogieron una maleta que podría haber sido usada para transportar el torso.

La Policía Nacional dio una batida por la zona pero no encontró más restos. Horas más tarde usaron incluso drones por si localizaban las partes del cuerpo que no estaban en el lugar del incendio.

Por su parte, la Guardia Civil, dada la proximidad a su demarcación, también realizó búsquedas por si localizaban la cabeza o las extremidades de la víctima.