El juez le retira el permiso de conducir al joven que mató a un motorista en un accidente en Alboraia

El joven conductor, de 21 años, ha quedado en libertad con la obligación de acudir a firmar dos veces al mes en una causa abierta por homicidio por imprudencia y un delito contra la seguridad vial

El detenido pasó a disposición del Juzgado de Instrucción número cuatro de Moncada.

El detenido pasó a disposición del Juzgado de Instrucción número cuatro de Moncada. / Levante-EMV

I. Cabanes

El Juzgado de Instrucción número cuatro de Moncada acordó ayer la libertad con medidas cautelares del conductor de 21 años que en la mañana del lunes provocó un accidente con una persona fallecida, en la CV-312 a la altura del Alboraia. El detenido por la Guardia Civil por los delitos de homicidio por imprudencia grave, conducción temeraria y bajo la influencia de bebidas alcohólicas, deberá acudir a firmar dos veces al mes al juzgado y se le ha retirado provisionalmente el permiso de conducir. Asimismo, se le prohibe también abandonar el país.

El siniestro vial se produjo a las seis de la mañana de ayer 8 de julio, en el punto kilométrico 2,100 de la CV-312 sentido creciente, en el término municipal de Alboraia. Se trató de un alcance de un turismo a una motocicleta, y como consecuencia del mismo el motorista, de 49 años, perdió la vida.

Al lugar se desplazaron los servicios de emergencias y efectivos del Subsector de Tráfico de Valencia. Los servicios sanitarios desplazados, una ambulancia del SAMU y un Soporte Vital Básico (SVB) intentaron reanimar al motorista pero solo pudieron confirmar su fallecimiento. 

Una tasa de alcohol más del doble de la permitida

Un Equipo de Investigación de Siniestros Viales de la Guardia Civil se hizo cargo de la investigación del accidente. Así, agentes del Subsector de Tráfico sometieron al conductor del turismo a las pruebas de detección alcohólica. El joven, de 21 años, dio unas tasas de alcohol por aire espirado superiores al doble de lo permitido, han informado fuentes del Instituto Armado.

Por todo ello, la Guardia Civil procedió a la detención del conductor como presunto autor de los delitos de homicidio por imprudencia grave, conducir con temeridad manifiesta y hacerlo bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

El arrestado fue puesto ayer a disposición del Juzgado de Instrucción número cuatro de Moncada, en funciones de guardia, que acordó su libertad con una serie de medidas cautelares. Entre ellas está la retirada del permiso de conducir y acudir a firmar dos veces al mes, así como la prohibición de salir del país.