06 de marzo de 2018
06.03.2018

Claire Underwood toma el poder en Washington

Netflix presenta un pequeño avance de la sexta temporada «House of cards» con el personaje encarnado por Kevin Bright anunciando un nuevo tiempo en la casa blanca

06.03.2018 | 04:15
Claire Underwood toma el poder en Washington

Parecía imposible, pero Frank Underwood, el más ambicioso y peligroso de los políticos, ha perdido el trono. Su puesto parece que lo asume el único político quizá más ambicioso y peligroso que el político demócrata: su esposa Claire. Así al menos parece desprenderse del «teaser» de apenas 45 segundos que ayer hizo público la plataforma de video en streaming Netflix para anunciar la sexta temporada de «House of cards». Lo hizo, por cierto, en plena madrugada, mientras medio mundo seguía la gala de los Oscars. «We're just getting start» («Apenas acabamos de empezar»), suelta en el vídeo el personaje de Robin Wright mientras se levanta desafiante de su ansiado sillón en el Despacho Oval.
Los nuevos capítulos de la serie llegarán en otoño y, tal como se anunció, lo harán sin Kevin Spacey. En octubre de 2017 Netflix hizo público que prescindía del protagonista de una de sus producciones estrella después de que Anthony Rapp, un actor que ahora tiene 46 años, acusara al actor de American Beauty de haberle agredido sexualmente en 1986, cuando Rapp tenía 14 años y Spacey, 26. A raíz de esta denuncia, ocho trabajadores de «House of Cards» acusaron a Spacey de crear un ambiente de trabajo «tóxico» y de comportarse como un «depredador sexual».

En ese momento los productores paralizaron el rodaje la nueva temporada de forma indefinida hasta que finalmente tomaron la decisión de despedir a Spacey, una medida que precisó de tiempo para reescribir todos los episodios de la sexta temporada. El pasado mes de febrero se retomó el rodaje en Baltimore con la certeza de que sería la última temporada y que solamente tendrá ocho episodios frente a los 13 de las temporadas anteriores.

Ya en la quinta temporada Claire Underwood había cogido un protagonismo parejo al de su marido, en ese momento presidente de los Estados Unidos. La primera dama incluso le hablaba a la cámara, recurso que hasta ese momento estaba reservado para su marido.
Tras despedir a Spacey cuando iba a iniciar el rodaje de la sexta temporada, Netflix y la productora de la serie, Media Rights Capital, hicieron cambios en el guion para que el peso de la historia recayera sobre los hombros de Claire, «tratar de dar un cierre a la serie para los fans» y devolver al trabajo a las aproximadamente 2.000 personas implicadas de alguna forma en la serie, según explicó Ted Sarandos, director de contenidos de la plataforma online. Netflix informó recientemente que la cancelación del contrato de Spacey y de otros proyectos que ambas partes tenían previstos han costado a la compañía unas pérdidas de 39 millones de dólares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook