09 de abril de 2019
09.04.2019
En canal

La ética de la infusión y la infusión de la ética

09.04.2019 | 01:30
La ética de la infusión y la infusión de la ética

Hornimans Veggie. Infusiones, pero veganas. El último anuncio de la televisión que me ha impactado. Hornimans Veggie. A tenor del spot, se trata de un producto especialmente pensado para las mujeres que olvidan poner la tapa a la batidora cuando se preparan un batido de frutas con su mejor camisa. La opción vegana ha llegado al mundo de la infusión. Para los que optamos por esta forma de alimentación era muy frustrante llegar al lineal del supermercado y encontrar sólo infusiones de chuletón de ternera, churrasco con chimichurri o bonito encebollado. Como última solución, optábamos por comprar bolsitas con infusiones de tortilla de chorizo, empanada de cecina con queso de cabra o el tan socorrido té de pollo al ajillo. Pero eso se acabó. Hornimans Veggie. Tés, pero sin vitaminas B12 ni proteínas animales.

La ética de la infusión y la infusión de la ética. Sería estupendo aprovechar la valiente apuesta de Hornimans a favor de las minoritarias vanguardias morales para que otras empresas comiencen a ofertar productos en esta misma línea. ¿Para cuándo el Pan Bimbo vegano, hecho a base de harina vegana, levadura vegana y una pizca de sal vegana? ¿Es que nadie piensa en los fumadores veganos, es que ninguna tabacalera va a ofrecer tabaco vegano con nicotina vegana y alquitrán vegano que provoque cáncer vegano? ¿Y el agua? Las infusiones veggies de Hornimans necesitan agua para prepararse. ¿De qué sirve sumergir una infusión vegana en agua no vegana? ¿A qué espera Font Bella para ofrecernos una refrescante agua veggie, para los que han convertido la naturaleza en su forma de vida?

«No importa la tontería que te inventes; cada minuto nace un idiota que se la creerá», repetía en el siglo XIX el gran Phileas T. Barnum. Que a lo mejor Barnum lo decía porque él era más de whisky de centeno que de Hornimans Veggie. Infusiones veganas. Porque pongas donde pongas la línea de la insensatez y el puritanismo, siempre habrá alguien dispuesto a ir un poquito más allá.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook