El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) de España ha aclarado que el incendio que se declaró hoy en la central nuclear de Zaporiyia se produjo en un simulador alejado de la zona nuclear, como consecuencia del impacto de un misil. El incendio, sofocado por el personal de las instalaciones, no ha afectado a su funcionamiento. Tampoco se han observado variaciones en los niveles de radiación, según el CNS. 

En un comunicado, el regulador atómico español ha explicado que el incendio fue sofocado por el personal de las instalaciones, y que no ha afectado tampoco a su funcionamiento.

Desde el CSN han precisado que el personal de la central ucraniana sigue trabajando en sus puestos, monitorizando el estado de las unidades de acuerdo con los requisitos para la seguridad de las operaciones, según los últimos datos proporcionados por el Centro de Incidencias y Emergencias del OIEA, en contacto con el regulador y el operador ucraniano.

Asimismo, se están realizando recorridos por parte del personal especialista para identificar cualquier daño en el emplazamiento.

Funcionamiento

Según la información facilitada por la Inspección Estatal de Regulación Nuclear Ucraniana (SNRIU, por sus siglas en inglés), la operación de la unidad 1 de la central se encuentra interrumpida y las unidades 2 y 3 han sido desconectadas de la red y se está realizando la refrigeración de estas instalaciones nucleares.

La unidad 4 sigue operando con una potencia de 690 MW, algo más del 60 % de su capacidad, para garantizar una fuente de energía eléctrica segura a todos los sistemas de seguridad del emplazamiento, mientras que las unidades 5 y 6 están paradas y en proceso de enfriamiento.

La refrigeración del combustible nuclear en las unidades de energía de la central nuclear de Zaporiyia está garantizado por los sistemas de suministro eléctrico previsto en el diseño de las mismas y de acuerdo con los requisitos de los procedimientos para una operación segura.

Desde el punto de vista de la seguridad, el CSN ha aclarado que los reactores de la central tienen características muy similares a los occidentales y muy diferentes a los reactores de agua en ebullición de Chernobyl.

El Consejo de Seguridad Nuclear mantiene un seguimiento continuo de la situación de las centrales nucleares ucranianas, en permanente coordinación con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), y aconseja, a todas aquellas personas interesadas en seguir este suceso, acceder a la web del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA): www.iaea.org.

esl/cdp