19 de noviembre de 2019
19.11.2019
Tu casa y túTu casa y tú

Cómo renovar el cuarto de baño gastando menos

Un modo de darle un lavado de cara al baño es hacerlo uno mismo con materiales de precios asequibles

19.11.2019 | 23:15
Para renovar el baño no es preciso ser un experto en decoración.

Hojear catálogos y listas de precios para renovar el cuarto de baño a veces suele quedarse en agua de borrajas. En ocasiones por lo caro que resulta para la economía doméstica y en otras porque el efecto obra puede ser realmente agobiante en una casa. Sin embargo, un modo práctico de darle un lavado de cara al baño es hacerlo uno mismo con materiales de precios asequibles.

DIY a la hora de cambiar el estilo al cuarto de baño


En efecto, la remodelación y la puesta a punto del baño a un bajo coste requiere del archifamoso "hágalo usted mismo". No hay nada que temer: con algo de maña y prolijidad, es posible dar al segundo ambiente más transitado de la casa (el primero es la cocina) un toque actual, diferente y con personalidad.

Para ello no es preciso ser un experto en decoración ni saber de fontanería, ya que la idea es dar un "nuevo aire" al espacio, no reparar tuberías ni artefactos. Se trata de una reforma sin obras: el cambio es estético, y con algo de buena mano proporcionaremos un resultado final sorprendente.

Tips a la hora de renovar el cuarto de baño con poco


Un bajo presupuesto no supone, de ningún modo, un obstáculo hacia la transformación de este rincón de la vivienda. Aquí se muestran algunos consejos que conviene adoptar para sacar el máximo provecho a la reforma.

Calcular bien el presupuesto


El más evidente. Para que la reforma del baño sea viable, su presupuesto debe ajustarse a sus posibilidades. Es preciso calcular el costo final y total de la remodelación, de modo que no haya que lidiar con contratiempos. Se recomienda buscar y comparar precios y calidades. No comprar impulsivamente es clave: la paciencia y la templanza son los mejores consejeros a la hora adquirir materiales.

El monomando en lugar de dos grifos es una buena idea para dar otro aire al baño. Foto: Shutterstock

Tomar lápiz y papel, ¡y a medir!


Lo que no se mide en centímetros se paga caro. Con la cinta métrica en la mano, es preciso conocer cada rincón del baño y tomar las medidas exactas de los muebles a cambiar y las superficies a cubrir o pintar. Nada debería quedar al azar. Esto ahorra muchos dolores de cabeza.

Escoger materiales nobles a precios populares


Si pensamos en el mobiliario o la grifería ideal, además de piezas bonitas y estéticas deberían ser técnicamente funcionales. Una buena idea es pasar de dos grifos a un monomando, por ejemplo. En cuanto a los materiales, es preciso que proporcionen durabilidad y ofrezcan garantías. Y siempre al mejor precio posible: para ello, buscar ofertas y promociones (productos fuera de stock o de temporadas anteriores) es la mejor opción.

Pintar el alicatado


Para no tener que romper azulejos ni generar escombros o polvo, la opción más eficiente es utilizar una pintura plástica para cambiar el color del alicatado. Una alternativa rápida y muy sencilla que se puede llevar a cabo en tan solo un par de horas. Si la azulejería era en tonos claros, ahora resulta ideal optar por colores vibrantes, de modo que se genere un cambio indiscutible y fácil de apreciar a la vista. Eso sí: conviene conservar los techos en blanco, un color que brinda amplitud y luminosidad.

Instalar pavimento vinílico


Los suelos de vinilo están de moda y son una opción barata. En láminas o en rollos, se instalan sencilla y rápidamente y permiten cambiar la estética del baño. ¿Un consejo extra? Seleccionar un modelo moderno y un diseño antideslizante, algo que en el baño resulta fundamental.

Para una transformación real, es clave incorporar nuevos objetos decorativos. Foto: Shutterstock

Apostar por los colores


Además de cambiar el tono de la azulejería, una estrategia para dar un lavado de cara al cuarto de baño es apostar por una nueva gama de colores en cortinas de ventanas y ducha, toallas, objetos decorativos o apliques lumínicos.

La decoración siempre es importante


Para una transformación real del espacio, la incorporación de nuevos objetos decorativos es indispensable. Hablamos del vaso de los cepillos de dientes, la escobilla de baño, el mueble donde se almacenan los rollos de papel higiénico y las toallas... Su reemplazo no requiere una gran inversión, y aporta un cambio que no pasa inadvertido e impacta a la vista.

Cambiar el estilo del baño


Con un nuevo lavabo, unas lámparas con otro formato o un espejo distinto al anterior, el cambio de look se notará al instante. Renovarse es parte de la vida, y cambiar el estilo del baño pasando de uno anticuado a uno actual, o de un estilo ambiguo a uno vintage, sin lugar a dudas es una gran idea.

Una reforma sencilla, barata y muy efectiva


Renovar el cuarto de baño con un presupuesto no muy holgado es posible. Solo es cuestión de aplicar algunos de estos útiles consejos y el máximo de creatividad. ¿La recompensa? Un ambiente como nuevo por mucho menos dinero del imaginado. Todo son ventajas. Así pues, ¡manos a la obra!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook