28 de diciembre de 2018
28.12.2018

Estreno: "Memorias de un hombre en pijama"

... y el cómic se hizo película

27.12.2018 | 19:02
... y el cómic se hizo película

Es la adaptación del cómic homónimo del valenciano Paco Roca. Memorias de un hombre en pijama es la historia de cuarentón que logra el sueño de trabajar desde casa en pijama.

Es la historia de Paco, un cuarentón soltero empedernido, que en la plenitud de su vida consigue su sueño infantil: trabajar desde casa y en pijama. Pero cuando creía haber encontrado el súmmum de la felicidad, irrumpe en su vida Jilguero, la chica de la que se enamora y que tendrá que luchar por permanecer al lado de un hombre cuyo máximo objetivo vital es quedarse en casa en pijama. Memorias de un hombre en pijama es la historia de los solteros y las parejas, amigos de ambos, que con sus divertidas anécdotas influyen en sus vidas y en su relación.

Con música de Love of Lesbian, la película es la versión cinematográfica de la novela gráfica Memorias de un hombre en pijama del dibujante valenciano de cómics, Paco Roca. La historia es el relato autobiográfico del autor y de sus amistades, quien desde pequeño soñó con dirigir una película de animación. Durante la escritura de guión, el galardonado Ángel de la Cruz ( Wrinkles o el El bosque animado, por ejemplo) y el propio Paco Roca, relatan que sintieron la necesidad de un arranque en imagen real en el mismo estudio del dibujante, para a través de los ojos del propio autor, trasladar al espectador al universo animado de Memorias de un hombre en pijama. Al personaje de Paco Roca, en parte por su gran parecido físico, lo dobla Raúl Arévalo. «Es una película distinta, y cautivará al público a través de la originalidad, utilizando recursos cinematográficos; flashforwards, ensoñaciones, flashbacks y sobre todo buscando la sintonía con la gente. Todos nos sentiremos identificados con la película, todos conoceremos al amigo que le ha sucedido el gag que narraremos o seremos nosotros mismos los protagonistas», apunta Carlos Fernández, director y guionista. «En la película nos valemos del mejor marketing emocional existente: la risa como principal referente y denominador común de diferentes culturas y gustos», explica.

«La película refleja la sensibilidad social actual. Las familias monoparentales, los matrimonios del mismo sexo, los singles, trabajar desde casa, las redes sociales y sus relaciones, el sexo sin ataduras ni complejos etc., todo en clave de comedia y a través de nuestro personaje, Paco, alter ego del autor, que en cierto modo no deja de ser un Woody Allen más actual y en nuestro caso, animado y su pareja, Jilguero, ejemplo de la mujer joven y liberal», desarrolla Fernández para el que uno de los retos ha sido el paso de la novela gráfica a la gran pantalla. «Después de la adaptación de Arrugas a formato cinematográfico, con Memorias de un hombre en pijama afrontamos nuevas exigencias artísticas y narrativas. La evolución de los personajes, los escenarios, la paleta de colores, la luz, etc, es un proceso que parte del trazo del autor Paco Roca y evoluciona de la mano de todos los «concept artists», dirección de arte, coloristas, fondistas, e iluminadores que están participando en esta evolución. Esto requiere un gran trabajo, una gran coordinación para no perder la esencia de la imagen original dibujada por Paco y una nueva creatividad para dar la forma que el cine exige. Por otra parte, el ritmo característico del humor que Paco inyecta a su obra escrita, se juega hábilmente con los silencios, poses y expresiones de los personajes; en este sentido, dirección, dirección de animación y edición, son variables fundamentales para traducir este tempo a la versión animada de la novela original» desglosa. La película se estrena hoy.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook