01 de marzo de 2019
01.03.2019

Consejos saludables para saciar el apetito

01.03.2019 | 04:15
Consejos saludables para saciar el apetito

El apetito es una señal que envía el cerebro para avisarnos de que le hace falta energía para continuar. Por eso debemos ser muy cuidadosos con lo que le proporcionamos. Es mejor que no le demos «alimentos vacíos» (comida basura, bollería industrial, refrescos, todo tipo de dulces...), porque al verse desprovisto de nutrientes para hacer sus funciones básicas, al poco rato enviará de nuevo la señal: «tengo hambre».

Selecciona alimentos ricos en nutrientes, sin grasas saturadas y sobre todo come cinco veces al día. Toma pequeñas cantidades pero con un alto contenido nutricional, así tu body estará feliz, tendrá suficiente energía para hacer su trabajo y no te enviará tan a menudo la señal de apetito.

Toma ensalada antes de las comidas principales, esto hará que no solo tomes muchas vitaminas, sino que también ingieras muy pocas calorías. Esto te ayudará a saciarte gracias a la fibra que contienen. Cuando vayas a pinchar el primer trocito de carne, tu estómago ya estará medio lleno de «cero» calorías.

Come tranquilo y masticando despacio. En el estómago existen unos propioceptores que miden el peso de lo que ingieres. Tienes que darles tiempo a que pesen el alimento y envíen la señal de que «ya es suficiente». Si engulles y comes rápido, no das tiempo a que pesen el alimento paulatinamente, ya que cae todo de golpe y es justo cuando recibes la señal de «estoy hinchado». Para entonces ya será demasiado tarde, te habrás comido un jabalí sin necesitarlo.

A media mañana y a media tarde, opta por tomar alimentos muy nutritivos como la espirulina, los zumos detox, batidos de proteínas vegetales o los frutos secos. Estos productos tienen un gran valor energético y harán que llegues a tu comida principal sin ganas de devorar. (No engordan, es un falso mito).

Toma mucha agua, no solo es necesaria, si no que también ayuda a saciarnos. Es mejor beber fuera de las comidas ya que durante ellas ralentiza la digestión.

Como ves, el cuerpo es muy sabio,. Es una máquina perfecta. Sólo hay que conocer cómo funciona y obrar correctamente

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook