10 de mayo de 2019
10.05.2019

Teatro

Groc Teatre gana el Premio Max del Público 2019

Genovese, de la compañía valenciana, es un alegato contra la violencia machista

10.05.2019 | 12:11
Groc Teatre gana el Premio Max del Público 2019

Escrita y dirigida por Miguel Ferrando Rocher para la compañía teatral valenciana Groc Teatre, la obra Genovese se ha alzado con el Premio Max del Público en su edición de 2019, gracias a los votos emitidos a través de la aplicación online #VotaMax y en la sección de votaciones de la web oficial de los Max. Es la segunda vez que los Premios Max de las Artes Escénicas otorgan este galardón especial -que se suma a los premios Max de Honor y Max Aficionado, así como a las 19 categorías a concurso-, con el que se desea reconocer el espectáculo favorito de esta temporada para los aficionados a las artes escénicas. Este año 2019 han participado en el sufragio un total de 9.443 personas (frente a las 4.926 de 2018), y se contabilizaron 11.782 votos (un año antes, 7.132).

Los artífices del montaje Genovese recibirán el galardón el próximo 20 de mayo durante la gala de la XXII edición de los Premios Max de las Artes Escénicas, organizada por la Fundación SGAE con la colaboración del Ayuntamiento de Valladolid y la Fundación de Universidades y Enseñanzas Superiores de la Junta de Castilla y León. La ceremonia será también emitida en directo a las 20 horas en La 2 de TVE.

Con Genovese, la compañía Groc Teatre se alzó con una candidatura, en la categoría de Mejor Espectáculo Revelación, en la actual edición de los Premios Max, pero no logró situarse entre los finalistas. El galardón les ha llegado ahora de las manos de su propio público. "Ha sido una sorpresa increíble. Para una compañía pequeña como Groc Teatre, que además lleva solo seis años en activo, un premio así es un regalo", comenta emocionado Miguel Ferrando. "El hecho de que haya sido el público el que ha reconocido nuestro trabajo es especialmente significativo, ya que Genovese es una obra complicada, dura, impactante. De hecho, después de algunas representaciones, hemos organizado mesas redondas con el público y los comentarios han sido siempre maravillosos, muy emotivos. Sentimos que con Genovese hemos conectado con el público, con sus sentimientos", añade.

Símbolo contra la violencia machista
Explica el autor Miguel Ferrando Rocher que el germen de su obra Genovese hay que buscarlo en un taller de escritura teatral impartido en 2017 por el dramaturgo Xavier Puchades. "Nos propuso un ejercicio en torno al tema que se trata en el texto. Me interesó mucho la historia y decidí investigar más a fondo. A partir de ahí escribí la obra, se la pasé después a la actriz Amparo Marí, que la interpreta junto a Ilion Trebicka, y le encantó. Fue toda una sucesión de factores increíbles". El proceso continuó con un montaje inicial que permitió realizar ligeros ajustes hasta su posterior estreno oficial, en noviembre de 2018, en la Sala Matilde Salvador de La Nau de la Universitat de València.

La historia que cuenta la obra, por cierto, es la de Kitty Genovese, una joven de 28 años que fue violada y asesinada en 1964 cerca del apartamento de Queens (Nueva York) en el que residía. Según se supo después, más de una treintena de personas escucharon los gritos de auxilio de la joven, pero no reaccionaron de ningún modo. Desde entonces, el caso Genovese ha inspirado películas, canciones e, incluso, cómics, y ha llegado a convertirse en todo un símbolo contra la violencia machista. "Desgraciadamente, el de Genovese es un tema universal y atemporal, dado que, si bien ocurrió hace ya más de cincuenta años, sigue plenamente vigente. Tantos años después de aquello, seguimos hablando de lo mismo", lamenta el dramaturgo alcoyano.

La obra Genovese, sin embargo, no es una fiel recreación de aquel fatídico episodio. Miguel Ferrando lo explica: "La pieza muestra un paralelismo entre el suceso de Nueva York y otro similar ambientado en la actualidad. Pretendía partir de aquella historia real para que el público de ahora pudiera empatizar más con este asunto, y, de este modo, denunciar que la historia de Kitty Genovese no es algo que ya pasó, sino algo que sigue pasando, con otras protagonistas y, quizá, en otras circunstancias, pero es algo real y cotidiano".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook