10 de mayo de 2019
10.05.2019

Presume de piel y pelo radiante

10.05.2019 | 04:15
Presume de piel y pelo radiante

Tenía muchas ganas de contaros los efectos de unas mascarillas que preparo en casa con ingredientes naturales y que os aseguro que son muy efectivas. Las suelo utilizar una vez a la semana en el rostro y el cabello.

La primera es una receta mágica que alisa la piel reduciendo arrugas de expresión y aportando elasticidad e hidratación. Esta mascarilla cierra los poros abiertos y deja un aspecto en la piel muy luminoso con un efecto seda similar a la de la piel de un bebé. No me creáis, ¡probadla!

Es muy sencilla de preparar. El ingrediente estrella, de nuevo, es el alga espirulina, muy utilizada en la alta cosmética por su gran efectividad para rejuvenecer la piel. Esta alga marina tiene un alto contenido en antioxidantes y vitamina C, componentes que ayudan a regenerar eficazmente la piel.

El otro ingrediente estrella es el jugo de limón. Rico en vitamina C, es un antioxidante que ayuda a reducir líneas finas de expresión y arrugas. Además estimula la producción de colágeno, quita las manchas y cierra los poros.
La mezcla del alga espirulina y el jugo de limón es tan potente aplicado sobre las células de nuestra piel que tiene un increíble efecto lifting, dejando la piel radiante y joven.

Preparación y modo de empleo:

Media cucharadita de espirulina en polvo + jugo de limón + agua mineral ( un tapón). Remover hasta que se quede como una pasta.
Aplicar en el rostro evitando contorno de ojos. Masajear durante 3 minutos.
Dejar que se seque (de cuatro a cinco minutos). La sensación es de tirantez en la piel.
Mojar la yema de los dedos en agua y humedecer de nuevo la mascarilla de la cara haciendo masaje circular durante otros tres minutos.
Dejar secar
(cinco minutos).
Retirar la mascarilla con abundante agua fría.
La segunda receta es otro de mis trucos que te va a parecer alucinante por varios motivos, ¡es muy barato, es natural y es altamente efectivo! Puede que hayas pasado mucho tiempo buscando una mascarilla que le de a tu cabello hidratación, brillo y elasticidad. ¿Ya no sabes dónde buscar? Pues yo te voy a decir dónde: ¡en tu cocina!.
Hablo del aceite de oliva virgen. No vale cualquier aceite, tiene que ser aceite de primera presión en frío. Este tipo de aceite suele tener un color verdoso y un olor y sabor fuerte. El aceite, llamado también oro líquido por sus increíbles propiedades beneficiosas para la salud, es además un cosmético natural que reparará tu pelo dañado de una manera increíblemente eficaz.

Forma de uso:

Pon tres cucharadas soperas de aceite de oliva extra virgen en un vasito.
Aplícalo en tu pelo de medias a puntas evitando la raíz.
Déjalo actuar durante
toda la noche.
Lava tu pelo al día siguiente por la mañana. Enjabona y aclara 2 veces para quitar los restos de aceite.
Puedes aplicar tu suavizante de manera normal para cepillarte después el cabello mejor.
Repite esta operación las veces que desees. Si no quieres dejarlo toda una noche, déjalo siempre un mínimo de dos horas antes de lavarlo. El pelo absorberá las propiedades del aceite dejándolo mucho más hidratado, reparado y brillante. Incluso notarás que el cabello tiene más cuerpo. Cuando veas los resultados, posiblemente se convertirá en tu mascarilla favorita.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook