30 de mayo de 2019
30.05.2019

David Bustamante: "Me preocupa ver cómo se resquebraja mi país"

30.05.2019 | 12:17
David Bustamante.

David Bustamante tiene «muchas ganas» de venir a València. Dice que «ya necesita» reunirse con su público. Feliz, vitalista y tranquilo, presentará Héroes, su último álbum. Insiste en que en Les Arts lo dará «todo» porque la acústica del auditorio es «increíble»

Llega con ganas de divertirse. Sonriente y dicharachero, a David Bustamante todo le parece «fenomenal». Está feliz y lo transmite. Oficializar su relación con la bailarina Yana Olina lo ha liberado. Con la entrevista quiere «abrir boca» para el concierto del día 7 de junio en el Auditorio de Les Arts. Confiesa que le encanta promocionar Héroes, su último disco, porque «sarna con gusto no pica».

P ¿Héroes de qué y por qué?
R Cuando me planteé hacer este disco pensé hacer un álbum en el que introducir estilos diferentes y ponerme a prueba. Siempre he hecho música a tempo, baladas, melódico-clásico o canciones más actuales pero nunca me había atrevido con el funk, la kizomba o la bachata. Por encima de las etiquetas, me gusta la música en general y Héroes era esa canción. Quería hacer una canción comprometida, con un mensaje social y Héroes es mi homenaje a todas esas personas que hacen de este mundo un mundo mejor porque a veces lo complicamos todo cuando, con pequeños esfuerzos, se hacen grandes cosas.

P ¿Vivimos en tiempos de guerra?
R Vivimos en tiempos convulsos sociopolíticos, económicos€ la gente vive con prisas, con desesperación, se mira hacia otro lado. He visto como una señora se cae en la calle y los viandantes miran hacia otro lado porque llegan tarde al trabajo. Eh, párate y levántala. Vivimos en una sociedad en la que cada uno va a la suya y solo pensamos en nosotros mismos. No todos. De eso va Héroes, de esos héroes sin capa que merecen nuestro reconocimiento.

P ¿Sientes que la gente analiza las letras de las canciones?
R Las canciones hay que digerirlas. No creo que sea algo que se tenga que analizar porque una canción depende de lo que te hace sentir y no todos sentimos igual. Lo bueno que tiene la música es que es para toda la vida. ¿Cuántas veces ves la misma película? Una, dos, tres veces como mucho; un disco se escucha muchísimas veces. La música es para toda la vida y te hace sentir. Para mí, las canciones son la verdadera máquina del tiempo; a veces, escuchas una canción y te acuerdas de cómo fue aquel verano o qué pasó aquella noche, o con quién compartiste esa barbacoa. La música es increíble. Es magia pura.

P Y en estos tiempos de guerra, ¿eres un superviviente?
R Como todos los que nos atrevemos a sonreír, ser optimistas, emprendedores y a luchar. Intento no alejarme de los que le dan sentido a esto porque si no sería un canto al vacio y no tendría sentido. Le estoy muy agradecido a mi público y todo es por ellos.

P Bailando con las estrellas, La Voz€ ¿es la televisión, hoy en día, el altavoz que utilizáis los artistas para promocionaros?
R Sí, sin duda, parece que si no estás en televisión, no suenas en la radio o no sales en prensa, no estas activo. La Voz es un formato brutal. Hay que estar, hay que existir. Es más fácil tener éxito si la gente te tiene a mano que si tiene que ir a buscarte. Es lógico. Me divierte mucho la tele, me lo paso bien. Participo en formatos que tengan que ver con lo mio, ya sea bailando, de coach... Creo que La Voz es el formato más potente en el que he trabajado. El equipazo es brutal. Es muy creativo y para mí también es positivo rodearme de íntimos amigos como son (Antonio) Orozco y Pablo (López).

P Eres muy activo en redes sociales, ¿las administras tu?
R Las manejo yo, sí. Pero antes era más activo. Yo no me levanto, me visto y me hago la foto; si estoy en pijama y me apetece, la hago. No lo hago por obligación. Lo tengo en mi móvil y lo manejo.

P Del día a día ¿qué te preocupa?
R Me preocupa sobre todo ver cómo se resquebraja mi país y cómo se pelean unos con otros. Cómo los políticos han conseguido enfrentarnos los unos a los otros. Eso es terrible. Me choca que digan que alguien que coja una bandera sea un facha. Se nos está yendo la cabeza muchísimo. Lo de los políticos da un poco de vergüenza ajena. Ves el Congreso y los de la clase de mi hija que tiene diez años son bastante más educados que ellos y les estamos pagando. ¡Que hagan el favor de comportarse, de no ser corruptos y de dar ejemplo como Dios manda!

P Al principio de tu carrera editaste discos casi con carácter anual y ahora han pasado cuatro años desde que publicaste el último, ¿hay un porqué?
R Cuando vas cumpliendo años maduras. Al principio cantas y luego cuentas, pero es lógico. Cuando eres joven no tienes armas ni para descubrirte a ti mismo ni para contar historias. Es ley de vida. Cuando vas creciendo vas formando tu personalidad y cuentas cosas.

P En estos cuatro años ¿te has conocido más?
R Sí, porque es necesario vivir para contar, si no es imposible. Necesito tiempo para vivir, para parar, enamorarme, llorar, reír, pasar un día de resaca, estar con la familia, para echar de menos... Como dice una de mis canciones Vivir sin miedo, vivir a tope, sin fastidiar a nadie pero viviendo al cien por cien.

P ¿Cuánto trabajo hay detrás de una canción? ¿cómo compones?
R Lo más fácil es con nocturnidad y alevosía porque es imposible componer una canción de amor y superpasional cuando no te has lavado los dientes a las ocho de la mañana. Hay frases o melodías, que es de donde nace una canción, que me surgen a lo largo del día. No soy nada metódico, pero me gusta ponerme con mi piano por la noche cuando nadie me habla ni me interrumpe. Antes era más de guitarra pero ahora cojo el piano y me genero una rueda de cuatro o cinco acordes y voy generando una base. Todo suele salir por una melodía que se me ocurre durante el día.

P ¿Has descartado muchas canciones para este álbum?
R Muchísimas, tenía 197 temas y hay canciones muy buenas que se han quedado en el cajón. Todavía no siento que haya llegado el momento de hacer un disco completamente mio, pero pronto va a llegar. Ya va siendo hora. Hay muchas canciones que las mostraré de otra forma, por escrito, porque al final las canciones no dejan de ser poesía.

P Actúas en València, en Les Arts.
R Tengo muchas ganas, la última vez que estuve aquí fue acompañando a Pablo López. Actuar en ese auditorio con tan buena acústica es un privilegio. Los campos de fútbol o las plazas de toros no están pensadas para la música, los auditorios sí, por lo que hacen que todo brille más y tenga más profundidad. Mira, te avanzo una cosa, cantaré sin micro y a capela Contigo porque el auditorio me lo permite. En ese concierto habrá mucha fiesta porque el disco tiene una fuerza increíble y vendré a València a darlo todo.

P ¿Sientes que tu vida es como una noria?
R Sí. Ahora estoy disfrutando mucho de la vida en general, tengo paz, mi hija crece de una forma maravillosa, mi familia tiene salud, tengo una chica maravillosa que me quiere, mi trabajo me va muy bien... Soy consciente de que soy una persona muy afortunada y por eso le doy todos los días gracias a la vida.

P ¿Héroes es tu mejor álbum?
R Es el más completo. Los matices que he podido mostrar en este disco antes no era capaz de hacerlos. Todo llega con la madurez, las cicatrices, con las luces y sombras... todo ese batiburrillo es el que nos hace personas únicas e irrepetibles. He conseguido investigar dentro de mí y sacar matices vocales que antes desconocía. Es bonito cuando escucho mi disco, me emociono y se me pone la piel de gallina. Cuando hay piel a la hora de cantar, hay piel a la hora de escuchar, si no seríamos robots. Si con 37 años no voy madurando, malo sería.

P ¿Sientes que te has despojado de las etiquetas que te han acompañado desde tus inicios?
R Tengo un pequeño handicap y es que interesa demasiado mi vida privada. Se hace, desde una cadena de televisión, muy mala prensa de mí y esa fijación hiriente me ha perjudicado mucho y es agobiante. ¿Tú sabes lo que es tener todos los días cinco coches a la puerta de tu casa para que luego cuenten mierdas porque no tienen nada que contar? Eso me ha hecho daño pero, después de 18 años, sigo aquí y por algo será.

P Debe ser horrible sentirse tan observado.
R Me siento maltratado y muy examinado. Creo que no se ha sido justo conmigo cuando yo me he portado muy bien. En algunos momentos ha interesado hacer sangre de mí cuando yo lo único que quiero hacer es música y que me dejen vivir. No hablan de mi éxito en los conciertos pero sí que si he engordado, que si me he separado€ todo negativo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook