12 de julio de 2019
12.07.2019

Los lugares más románticos para besarse

¿Qué somos capaces de hacer por un beso? Esta pregunta, que recuerda a la icónica frase de Gustavo Adolfo Bécquer, suena en la mente de los más atrevidos, capaces de hacer lo que sea por tocar los labios del otro

11.07.2019 | 15:36
Los lugares más románticos para besarse

Pero no es necesario ir hasta el fin del mundo para que te roben un beso. Cerca de nosotros, en lugares muy conocidos se puede inmortalizar el beso jamás soñado: en el cielo, bajo el agua o hacer el reto de un beso en cada barrio.

Nueva York: El beso de contraste en cada barrio
Un beso hace que llegue más oxígeno al cerebro, dando más energía al cuerpo. Si a esto le añadimos el punto de emoción de recorrer los mejores barrios de Nueva York para buscar el mejor telón de fondo para el beso, la experiencia será más energizante. Un beso en Queens, Harlem, Brooklin, el Barrio Chino o la Pequeña Italia. La ruta de contraste para el beso más surrealista (y fotogénico) de la historia. Ahora lo que falta es inventar poses nuevas en cada foto para que sean 100% originales.

Santorini: un beso en estado de erupción
¿Sabes por qué se cierran los ojos cuando se besa? Porque las pupilas se dilatan. El reto en Satorini es llegar al volcán de Nea Kameni y, cuando estés besando, evitar que los párpados caigan. ¿Dónde dar el beso? Desde sus faldas dándose un baño en las aguas termales en una velada romántica y de bienestar o, para los más aventureros, se puede caminar hasta la cima y ver la puesta de sol.

Reikiavik: el beso más explorador del norte
Besar tiene enormes beneficios para el corazón. Al acelerar el ritmo cardíaco lo fortalecemos y llenamos el cuerpo de vida. La emoción será aún mayor si le añadimos el componente de viajar y descubrir destinos donde nadie ha llegado. Desde Reikiavik, según Rumbo.es se puede visitar la cueva volcánica Vatnshellir, en el Parque Nacional de Snæfellsjökull, y darse un beso de más de ocho mil años de antigüedad ¿A qué es un plan alucinante?

Ibiza: un beso lleno de barro embellecedor
Dicen que besar rejuvenece el rostro porque se llegan a ejercitar unos 30 músculos faciales. Si a todo eso le añadimos una dosis de barro natural (usado desde hace siglos para embellecer la piel), el resultado es un tratamiento estético-pasional único. Ibiza es uno de los sitios más conocidos para los baños de barro. En Aigües Blanques podemos encontrar un curioso barro de color grisáceo para esparcir por toda la piel, o en la espectacular Cala Xarraca. Todo para un beso terapéutico, reconfortante€ y con fotos de envidia en Instagram.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook