12 de julio de 2019
12.07.2019

Nomembers banda

"València vive un 'remember' de los 90"

11.07.2019 | 15:36
"València vive un 'remember' de los 90"

Nomembers han irrumpido con su primer disco en el panorama musical valenciano con una propuesta oscura, hipnótica, de intensidad contenida y sonido limpio. Canciones con el aspecto de un bosque soleado en una película de terror.

ombembers, el primer disco (editado por Flexidiscos y Hidden Track) de esta banda surgida entre Alcoi y València, mira claramante a los 90 de Sparklehorse, Galaxy 500, Mercury Rev o Flaming Lips para cantarle a la muerte a ritmo de shoegaze, lo-fi, slowcore y dream pop. «Hemos convertido la fobia a la muerte en obsesión y finalmente en un recurso artístico -explica Dario Satorres, guitarra y voz de este grupo que comparte con Lola Bonet (también en The Obleans o Ape, Perry and Bonette), Sandra Ferri y Toni Blanes (percusionista además en We Are Not Brothers, Las Víctimas Civiles y Arthur Caravan)-. De más jóvenes pensábamos siempre que algún día moriríamos, y ahora más mayores nos ayuda mucho metaforizar sobre el final. Podríamos haber usado otro recurso, pero este es más fácil para escenificar cualquier cosa».


Lo cierto es que al hablar de la muerte inevitablemente también se habla de la vida.

Sí, al hablar de la muerte, con o sin intención, hablas de lo contrario. En el disco, por ejemplo, cuando hablamos de la muerte de la naturaleza hablamos de su protección, o al hablar de la muerte de un personaje lo hacemos de sus ganas de vivir.

¿Tiene algo de generacional esa visión vuestra de la vida y la muerte?

Creo que sí. No me gusta generalizar ni hablar de generaciones, pero el otro día sí hablaba con unos amigos que la música en la que nos apoyamos para componer o la que nos influye, la mayoría es proveniente de los 90, y no solo es por la música sino porque ese dramatismo que aparece al pop no lo hemos encontrado en estos tiempos. De mi generación, cuando hablo con gente con la que coincidimos en estilos musicales, siempre tiramos hacia este lado.

Además, en València están surgiendo muchas bandas de guitarras que estáis fijándoos mucho en esos tiempos.

Sí, ahora sobre todo aquí en València está viviendo una especie de «remember» de los 90, y no solo del pop o del rock, sino también de la música electrónica. Pero pienso que es un tema de madurez. Es música que hemos estado haciendo siempre pero que ahora somos capaces de crear con ella un proyecto más sólido. Y no es solo que algunos estemos reviviendo algunas formas de hacer de los 90, sino que el recibimiento que está teniendo por la gente es muy positivo. Este revivalismo no es solo de los que hacemos música sino de la gente que acude a los conciertos.

En «Bosc Ferit» habláis de la muerte de la naturaleza. Creo que está basada en un episodio de tu infancia.

Sí, y el otro día me di cuenta de que han pasado 25 años de ese incendio en Bocairent. Yo me he criado toda la vida en la montaña, íbamos a una caseta de mi tío, y fue algo muy traumático. Se quemó todo desde Ontinyent a casi Alcoi, y a mí me impactó mucho el regreso y a la gente mayor diciendo que no iba a recuperarse nunca. Ese nunca cuando eres tan pequeño suena a algo eterno. Eso lo he canalizado mucho después, y después de hacer la canción me di cuenta de que estaba describiendo todo eso.

Un disco bien editado, una temática digamos que poco divertida, un concepto de álbum unitario, canciones lentas... ¿Habéis pensado en las consecuencias?

Lo importante es no pensar. No hemos pensado en llevar la contraria como hacíamos con nuestras madres cuando éramos pequeños, ni hemos pensado en buscar un hueco, ni siquiera en el tiempo que duraban las canciones. Solo al final nos dimos cuenta de que las canciones eran muy largas. Después de hacer las cosas nos hemos dado cuenta de que, vale, las canciones son lentas y largas y de que hablamos mucho de la muerte. Creo que es muy importante a la hora de hacer música o cualquier otra expresión no basarte en nada que no seas tú mismo. Primero hazlo como te salga, y si te interesa modificarlo para que encaje en un lugar, adelante. Pero nosotros esto último no lo hemos hecho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook