02 de agosto de 2019
02.08.2019

Jordi Mollà: "Pinto y me inspiro de la misma forma que interpreto"

02.08.2019 | 04:15
Jordi Mollà: "Pinto y me inspiro de la misma forma que interpreto"

Actor y director de cine y pintor. Se ha incorporado a la segunda temporada de la serie de Amazon Prime «Jack Ryan», donde interpreta el papel de un presidente venezolano. No tiene proyectos inmediatos pero, mientras llega el trabajo, pinta para expresarse a través de los personajes salidos de su imaginación y explica de qué manera ambas facetas están entrelazadas.

Ha trabajado en más de 70 películas interpretando a personajes muy dispares: poetas, mafiosos o presidentes de gobierno. Jordi Mollà (l'Hospitalet de Llobregat 1968) es un artista polifacético al que se la dan muy bien los papeles de malo e intrigante, aunque su personalidad real está lejos de esa imagen.

P ¿Aplica a su pintura la misma forma de interpretar que hace en el cine, se mueve por el mismo patrón?
R Sí y con libertad. Es como en una película, te preguntas: ¿de qué tengo que hacer en este film? De Felipe II, pues entonces me pongo a pintar como si interpretara a este personaje. Pongo el foco en eso.
P Sus cuadros contienen frases con mensajes explícitos como «fake news», «torero», etcétera. ¿Qué trata de comunicar a través de ellas?
R Son ideas y frases que surgen en momentos determinados y apunto en mi iPhone. Tengo cientos de frases que he visto, se me han ocurrido o que escucho de la gente. A veces una de esas sentencias me lleva al cuadro y al revés, lo que pinto me lleva a una frase.
P ¿Lo que pinta tiene que ver con el momento que vive, es un reflejo de su realidad artística?
R En cierta forma puede expresar lo que me pasa o lo que vivo en un momento determinado.
P En uno de sus cuadros aparece la palabra «torero». ¿Le gustan los toros?
R Me gustan los grabados de toros de Goya y Barceló, pero no me atraen los toros en particular, soy un poco sensible a ese mundo. Entiendo la postura del torero, pero en mi cuadro solo hay un tío que se ríe y pone «torero». Hay algo de sangre, pero no tengo clara la figura del torero. Fui a San Isidro con mi amigo el pintor Domingo Zapata y le dije: «Domingo, me voy fuera que tengo sed», y el destino me llevo por pura casualidad al desolladero de los toros en Las Ventas y lo que vi no me gustó, pero no pasa nada porque me gusta comer rabo de toro y lo compro incluso para cocinar, que se me da bastante bien.
P En un programa de televisión apareció con artistas contemporáneos como Domingo Zapata y el cantante Alejandro Sanz. ¿Tienen algo en común?
R Fue una reunión muy divertida en torno al arte, comimos bien y lo pasamos genial. El arroz que hizo Alejandro estaba genial, lástima que la televisión no traslade los sabores al espectador. Mira que han inventado cosas de todo tipo, pero nada para que el espectador pueda saborear lo que en la tele o en el móvil se está comiendo, aunque la imaginación ayuda.
P ¿Cuál es su último trabajo cinematográfico?
R He hecho un papel importante para una serie de televisión que se está emitiendo ya. «Jack Ryan», basada en las novelas de Tom Clancy, y esta es su segunda temporada. Es una serie puntera de Amazon Prime Video y han puesto todos los medios para que sea un megaéxito. No sabemos exactamente como se emite, porque es todo tan secreto que ni los propios actores sabemos cómo va a funcionar. Son las nuevas reglas.
P ¿Qué papel interpreta?
R El de un presidente de Venezuela con boina militar roja en alguna escena. No puedo decirte más.
P ¿Proyectos inmediatos?
R No tengo, simplemente estoy expectante por ver qué ocurre.
P ¿Cada vez es más difícil conseguir papeles, incluso para un actor consagrado como usted?
R Llevo 30 años en el cine, he hecho más de 70 películas y veo cómo se producen una especie de oleadas de trabajo o de parón. Forman parte de toda una carrera. No es que quiera descansar o parar, simplemente forma parte de la dinámica de esta profesión. No puedes hacer una película detrás de otra, aunque lo parezca en algunos casos, porque el espectador recibe un impacto que parece que no paras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook