25 de octubre de 2019
25.10.2019

Si se te cae el pelo... ojo a los riñones

En otoño es frecuente que muchas personas detecten una mayor caída de su cabello

25.10.2019 | 04:15
Si se te cae el pelo... ojo a los riñones

En otoño es frecuente que muchas personas detecten una mayor caída de su cabello. Sin embargo, algo que puede aceptarse como «habitual» en la estación, es síntoma de unos riñones debilitados. Así, para revitalizar estos órganos y disfrutar de un cabello sano y fuerte es esencial reducir el consumo de alimentos fríos y líquidos e incorporar a la dieta algas, judías azuki, miso y cereales como el trigo sarraceno, entre otros. Desde el Instituto Macrobiótico de España (IME) explican que la calvicie, la fragilidad capilar y la caída del cabello tienen que ver en gran medida con el estado de nuestros riñones. Por este motivo, para cuidar adecuadamente el cabello es muy importante incorporar alimentos que nutran los riñones. Una de las causas más comunes de su debilidad es haber abusado en verano de los alimentos fríos, fruta y líquidos, principalmente. «El pelo se puede comparar a una planta en crecimiento, si la tierra en la que crece la planta es demasiado húmeda, se puede arrancar fácilmente, igual ocurre con el cabello. Desde la glándula sebácea hacia abajo se encuentra la raíz del pelo, si esta región está demasiado húmeda por el consumo excesivo de líquidos, fruta y azúcares simples incluyendo alcohol, el cabello empieza a caerse. Por otro lado, si la tierra es muy seca, como la arena, las plantas también se pueden arrancar fácilmente. Un exceso de sal y alimentos salados también hará que perdamos el cabello», explica Patricia Restrepo, directora del IME.

Para evitarlo es recomendable incorporar a nuestra dieta legumbres como las judías azukis, condimentar con sal marina no refinada, miso, shoyou, cereales como el trigo sarraceno y algas, especialmente algas Hijiki.

¿Qué nos dice el cabello sobre nuestra salud?

Canoso: Es el resultado de una mala circulación por tomar demasiada grasa, que obstruye las arterias y las venas, o demasiada sal que produce contracción.

Cabello crespado y quebradizo: Es síntoma de haber abusado de la fruta, zumos o azúcar.

Cabello seco: Es causa de tomar en exceso alimentos salados y secos, como los snacks, y refleja una carencia de aceite en la dieta.

Caspa: Refleja los excesos en la alimentación, principalmente proteínas animales.

Junto a esto, el estrés también es otro de los elementos que contribuye a la pérdida y daño del cabello. Por este motivo, si queremos disfrutar de un pelo fuerte y sano es imprescindible seguir una dieta que revitalice los riñones a la vez que reduzca el nivel de estrés.



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook