15 de noviembre de 2019
15.11.2019

Ser felices a través de lo que comemos

Tomar alimentos que equilibren el cuerpo y aumenten la vitalidad es esencial para sentirnos felices

15.11.2019 | 04:15
Ser felices a través de lo que comemos

Pero primero, la clave está el desintoxicar el cuerpo. Los cereales integrales, los rábanos, nabos o judías te irán bien.

Seleccionar bien nuestros alimentos es esencial para aumentar la felicidad y el bienestar. Así, tomar alimentos que equilibren el cuerpo y aumenten la vitalidad es esencial para sentirnos más felices. Ingerir cereales integrales, verduras «desengrasantes» como los rábanos o nabos o las judías azukis, ayudan a desintoxicar el cuerpo y aumentar la vitalidad, lo que incrementa exponencialmente la sensación de bienestar y la confianza. En este sentido, Patricia Restrepo, directora del Instituto Macrobiótico de España, destaca que siguiendo algunas pautas de nutrición sencillas el cuerpo se encuentra más equilibrado, relajado y con mayor vitalidad y entusiasmo. Algunas claves para ser más felices a través de nuestra alimentación son:

Tener una dieta basada en alimentos de buena calidad. Si lo que comemos es nuestra «gasolina», debemos cuidar la calidad de los productos que ingerimos porque será la calidad que tengamos en nuestro día a día. En este sentido, una buena opción son los cereales integrales en grano (como el arroz integral o el mijo), las legumbres, verduras ecológicas de hoja verde, raíces (nabo, chirivía, remolacha, etc.) o algas, entre otros.

Evitar alimentos que provoquen desequilibrios del azúcar en sangre. Es importante evitar los productos refinados y azúcares simples porque dan energía rápida pero en seguida se agota y nos deja una sensación profunda de cansancio. Y, además, acaban «pasando factura» al cuerpo. La mejor opción cuando tenemos ganas de dulce es optar por melazas de cereales o comer alimentos de naturaleza dulce.

No sobreactivar el sistema de filtrado de los riñones. La sal común, abusar de líquidos fríos y de alcohol o incluso de la fruta desvitaliza los riñones. Para que nos sintamos fuertes y llenos de energía es necesario nutrirlos con alimentos como todas las judías arriñonadas por ejemplo las judías azukis, condimentar con sal marina no refinada, miso, shoyou o cereales como el trigo sarraceno.

Mantener en buen estado el hígado. Una buena opción es elegir verduras que tengan la cualidad de desintoxicar el organismo y lo ayuden a eliminar grasas y excesos metabólicos como son los rábanos, nabos, apio, puerros, manzanas Granny Smith, ortigas, bardana, diente de león, endivias, escarolas.

Tomar alimentos que provengan de un consumo responsable, ecológico, que promuevan el cuidado del entorno y eviten la explotación o el dolor. La calidad energética de los alimentos pasa a nuestro organismo, por eso es esencial que provenga de unas prácticas respetuosas. Además, los pesticidas de los vegetales no ecológicos se eliminan a través del hígado y si comemos productos que los contienen, éste se sobrecarga.

Eliminar de la dieta los lácteos y bebidas viscosas, como bebidas de avena o de coco, es esencial para evitar la generación de mucosidades y respirar bien, rasgo esencial para aumentar el bienestar (las personas con ansiedad o depresión suelen tener dificultades para respirar profundamente).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook