28 de febrero de 2020
28.02.2020

Macarena García: "Los halagos estimulan, condicionan, dan fuerza e impulsan"

Macarena García protagoniza Paraíso, la nueva serie original de Movistar+ que estos días se está grabando en la Comunitat Valenciana

28.02.2020 | 04:15
Macarena García: "Los halagos estimulan, condicionan, dan fuerza e impulsan"

Ambientada en la España de 1992, la actriz interpreta a una intuitiva, inteligente y novata guardia civil que investiga la desaparición de tres niñas de una discoteca.

Macarena García cambia de registro. Y eso le hace feliz. La actriz está rodando en la Comunitat Valenciana la serie Paraíso, una ambiciosa producción de Movistar+ en la que el suspense y la aventura se dan la mano con la emoción y el misterio. La serie, dirigida por Fernando González Molina, gira en torno a la investigación emprendida por un grupo de jóvenes tras la desaparición de tres chicas de su entorno. El Parque Natural de la Albufera, Sueca, El Perelló, Xilxes, Requena, Oliva y Villargordo del Cabriel son algunas de las localizaciones de la serie.

P Paraíso, que título más sugerente....
R Está muy bien elegido. Es el nombre de la discoteca de la que las tres chicas desaparecen, pero además, la serie tiene aventuras que tienen mucho que ver con un paraíso desconocido. El título está muy acertado.

P Pero lo que evoca la palabra se aleja mucho de la sinopsis con la que se anuncia la serie.
R Bueno, la serie tiene mucho de misterio. Hay una premisa, pero luego pasan cosas muy sorprendentes. Es una serie con una historia de fondo dramática, tiene parte de thriller, de misterio... Todo parte de una situación dramática y dura como es que desaparezcan tres chicas de una discoteca. La serie tiene toques de fantasía, de comedia, de historias románticas y de adolescentes, de evocación a los años noventa. La verdad es que hay algo de la ambientación que es tan fantástica que sí que te puede trasladar al paraíso.

P Suspense, aventura, emoción, misterio, son ingredientes que garantizan el éxito.
R Yo creo que sí. Suena todo muy bien y además está quedando espectacular. Es un proyecto muy especial porque todos los equipos están haciendo un trabajo increíble. Cada día me sorprendo. El trabajo que hacen todos los departamentos es impresionante y te traslada a los años noventa. Creo que la serie va a ser un viaje emocional potente, como una recreación generacional. El público va a estar en la pantalla continuamente sintiendo y recordando. Creo que va a funcionar bien.

P La serie está ambientada en los años noventa, pero el tema, lamentablemente, es muy actual.
R Total. Está inspirado en casos que suceden y que son, para el guionista, puntos de partida. Esas chicas que desaparecen, que la Guardia Civil no esté llevando la investigación por el cauce correcto, que Javi, el hermano de una de las chicas, y su grupo de amigos decida investigar por su cuenta...

P Y tú, ¿a quién interpretas?
R A Paula Costa. Ella es una mujer que acaba de salir de la Academia de Policía y acaba de entrar en la Guardia Civil por lo que todavía no tiene mucha experiencia. Su inexperiencia la suple con que es una tipa con muchas ganas de aprender y mucho que aportar porque es muy inteligente y tiene mucha intuición. Paula es una gran apasionada de la investigación y la criminología. Se mete en un mundo que hasta ese momento, hablamos de los noventa, era muy machista, ya que la mujer en esos años estaba casi aterrizando en la Guardia Civil. Paula es una mujer ninguneada en su trabajo pero, como tiene mucho sentido del deber y es muy responsable, va a estar muy centrada en la investigación y va a ser clave en ella.

P ¿Te has sentido cómoda en el papel?
R Mucho y muy afortunada y agradecida a Fernando González Molina, el director, por haber pensado en mí para interpretar a esta mujer que es muy diferente a lo que yo había hecho hasta ahora. Era consciente de que el papel era un riesgo, pero lo estoy disfrutando mucho. Paula es una mujer muy interesante. Es una mujer de acción pero no de sentimientos y emociones. Ella es recta y muy responsable, pero es cándida a la vez y tiene un interior muy bonito. Está siendo una suerte el poder interpretarla. Cambiar de registro siempre está bien porque esta serie me está permitiendo trabajar en algo diferente y nuevo por lo que estoy disfrutando mucho. Me lo estoy tomando como un reto desde el disfrute absoluto. Tengo la suerte de estar trabajando con Fernando, con quien ya hice Palmeras en la nieve y una temporada de Luna y me conoce perfectamente. Aunque mantenía el contacto, hacía muchos años que no trabajaba con él y reencontrarnos ha sido genial. Fer me hace sentir segura y sabe cómo sacar lo mejor de mi. Él me impulsa y, juntos, vamos de la mano. Estoy disfrutando muchísimo.

P Imagino que habrás experimentado en tu propia carne la evolución de la mujer en un mundo tan machista como es el de la Guardia Civil.
R Ha sido total. He tenido la oportunidad de ir a un cuartel de la Guardia Civil y hablar con mujeres que son guardias civiles y me han dado algunas clases tanto de acción como de coger una pistola y disparar. Ellas me explicaron la situación de la mujer en los años noventa y me contaron, por ejemplo, cómo se enfrentaban a muchos comentarios machistas y que, mientras muchos hombres las veían como inferiores, otros las miraban de forma paternalista y como si fueran niñas débiles a las que tenían que proteger y cuidar. Esa situación hacía que, esas guardias civiles, tuvieran que empoderarse, sacar sus fuerzas y demostrar que valían. Aunque todavía sigue sucediendo, se ha avanzado mucho.

P ¿Sientes que en los guiones que te ofrecen los clichés empiezan a desaparecer?
R Sí lo noto. Creo que todavía sigue habiendo cierto problema con este tema pero sí que es verdad que cada día hay papeles más interesantes y somos más conscientes de que la mujer tiene muchísimo que contar. Cada vez hay más guiones con mirada femenina y más personajes potentes. Pero también creo que, evidentemente, hay trabajo que hacer.

P El éxito, a una actriz que tiene un Goya y es protagonista de películas y series, ¿estimula o condiciona?
R El éxito y la popularidad pueden ser cosas muy diferentes. La verdad es que tampoco tengo una popularidad enorme y me siento afortunada porque se reconoce mi trabajo, me siento respetada, me llega el cariño y, todo ello, me impulsa. Los halagos estimulan, condicionan, dan fuerza e impulsan. El día de los premios Goya le comentaba a un amigo que, cuando lo recibí, yo estaba rodando Luna. Ese día grababa y por la mañana rodé sin Goya y, al día siguiente, al llegar al set ya tenía un Goya. Recuerdo que ese día empecé a sentir una gran responsabilidad y preocupación porque sentía que tenía que ser una actriz top porque ya tenía un Goya cuando yo era la misma. Uf, hasta que me relajé y volví a sentirme yo me costó. El premio me puso las pilas e hizo que no me relajara, eso es verdad. Yo los premios y los piropos me los tomo como que voy por el buen camino

P ¿Cómo ha sido rodar en València?
R He estado muy cómoda, porque he rodado en sitios que conocía como Altea o Xàbia. La verdad es que cuando tienes el mar al lado te cambia la manera de trabajar. Con esta luz y esta temperatura, se trabaja muy bien.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook