06 de marzo de 2020
06.03.2020
Levante-emv

Jugos y batidos verdes

06.03.2020 | 04:15
Jugos y batidos verdes

Los jugos o zumos verdes son una excelente opción para incorporar verduras y frutas a la dieta de una forma sencilla y aprovechar todos sus nutrientes y propiedades.

Se trata de una bebida que se elabora, principalmente, mezclando verduras de hoja verde y frutas, aunque también se pueden añadir unas gotas de jugo de limón o lima, moringa, kalanchoe, jengibre, Aloe vera, cúrcuma, etc.

Las semillas, según Ecoagricultor, son muy beneficiosas para la salud, en parte, debido a su alto contenido en grasas saludables. Pero si a los zumos verdes les añadimos semillas (como por ejemplo de ajonjolí o sésamo, de chía, de lino o linaza o cáñamo) éstas ralentizan en cierta medida la digestión de los nutrientes y pueden sentar un poco mal a algunas personas con problemas digestivos. Si las añades a los batidos verdes, que sea en poca cantidad y de forma esporádica.

Los jugos y batidos verdes se pueden tomar a primera hora de la mañana, entre comidas, durante un día a la semana podemos beber únicamente éstos para depurar, etc.

Son una buena forma de aportar nutrientes a nuestra dieta y pueden ser de gran ayuda en las dietas para adelgazar, ya que no aportan muchas calorías, hidratan, ayudan a eliminar toxinas y depurar, estimulan nuestro metabolismo y son muy saludables. Lo mejor es prepararlos en el momento en el que se van a consumir

Diferencias entre jugos y batidos

Mientras que los batidos verdes contienen toda la fibra, los jugos verdes carecen de ésta, por lo que pasan al torrente sanguíneo mucho antes y los batidos verdes se absorben más lentamente debido a la fibra que contienen.

Los jugos o zumos verdes se preparan con una licuadora ya que así se separa la pulpa de frutas y verduras de su jugo. Por un lado va echando la pulga y por otro va saliendo el jugo que extrae. También podemos preparar jugos verdes con una batidora de mano o de vaso y una vez elaborado simplemente colar el batido para separar el jugo o zumo de la pulpa.

Los batidos verdes se pueden preparar con una batidora de vaso o de mano (se debe añadir agua) y se beben tal cual, con la fibra. Una diferencia importante es que, como la propia Victoria Boutenko cuenta en su libro Green smoothie revolution, los zumos o licuados se oxidan antes que los batidos, por lo que si quieres dejar preparados tus jugos verdes por la noche para beber a la mañana siguiente, si haces un zumo (con la fibra) éste conservará muchas más propiedades nutritivas que si es un jugo o licuado. Consérvalo siempre en la nevera o refrigerador.
Otro beneficio de los batidos verdes es que, al conservar la fibra, ayudan a limpiar el colon y favorece la limpieza y expulsión de las toxinas acumuladas. Además, los batidos verdes son más saciantes que los jugos o licuados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook