09 de abril de 2020
09.04.2020
Levante-emv

El ejercicio es cosa de dos

09.04.2020 | 04:15
El ejercicio es cosa de dos

Una de las mejores opciones para no perder la forma física es hacer ejercicio en casa. Para que las mascotas también se beneficien de esto, Rover, ha desarrollado una guía para mantenerse en forma junto a tu mascota en casa. Esta guía se compone de 10 ejercicios en los que tanto los animales de compañía como sus dueños ejercitarán sus músculos. ¡Recuerda que, para que tu perro disfrute tanto como tú, tendrás que tener a mano premios o chuches!

Sentadillas y pata: ¿La clave? Para incluir a tu perro en esta actividad, coge las dos patas delanteras de tu peque y sostenlas frente a ti. Ponte en cuclillas, y permite que tu perro baje algunos centímetros también. Luego, volved ambos a la posición inicial.

Juego con rollos de papel higiénico: Un entrenamiento de agilidad puede ser un gran desafío para la mente y cuerpo de tu compañero de cuatro patas. Además, es una forma de reciclar.

Giros y chuches: ¡El mejor entrenamiento que puedes darle a tu peque es ejercitar su mente! Involucra a tu perro dejando que vea un juguete y luego escóndelo en tus manos. Sigue los pasos de la guía y manten su mente siempre alerta.

Tira y afloja Usando el juguete favorito de tu perro para jugar al tira y afloja, sostén uno de los extremos del juguete y sin soltarlo, haz una sentadilla, es decir, cae en cuclillas mientras que tu perro tiene el otro extremo del juguete en su boca. Luego vuelve a subir y a continuación cae nuevamente en cuclillas.

Estocada y equilibrio: Para este ejercicio necesitaréis espacio. Mientras fortaleces los músculos de tus piernas, la tarea de tu perro será seguir tus instrucciones y pensar en lo que estás haciendo. Esto lo estimulará y cansará.

Jugar a lanzar la pelota mientras haces sentadillas: Tira la pelota o el juguete para que tu perro vaya a buscarlo/a, luego en lugar de esperarlo de pie, aprovecha ese tiempo para hacer la mayor cantidad de sentadillas que puedas hasta que tu peque regrese.

Salta, salta, salta: Saltar y esquivar obstáculos es una actividad divertida que puedes hacer con tu perro dentro o fuera de casa, y es una gran manera de hacer entrenamiento cardiovascular.

Abdominales: Ponte en posición de abdominal clásico. Sostén el juguete favorito de tu perro con las dos manos, deja que tu peque vea el juguete, luego comienza a incorporarte sin llegar a sentarte por completo, y detente cuando sientas que tus abdominales están comenzando a trabajar. Tu perro tendrá que seguir la serie contigo.

La tabla y el juguete perruno: Se trata de ejercitar juegos de obediencia. El objetivo es que los perros se enfoquen en sus dueños y en las tareas y/o en los comandos que escuchan.

Hacer yoga con tu perro: Termina tu entrenamiento con un poco de Doga (esta palabra está compuesta por dos palabras en inglés: dog (perro) y yoga). Dedica tiempo para sentarte junto a tu perro y darle caricias, para reducir la energía que hubo durante ese entrenamiento tan divertido que habéis hecho juntos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook