15 de mayo de 2020
15.05.2020
Levante-emv

Reportaje

Hasta que la pandemia nos separe

Una crisis sanitaria, una boda cancelada y una suegra en casa. Esos son los elementos de «Cancelled» la serie de la actriz María Albiñana y el director australiano Luke Eve que narra la situación de la pareja durante el confinamiento. Un drama con tintes cómicos que intenta sacarle hierro a la situación a través de capítulos de 8 minutos que se publicarán cada miércoles en Facebook.

15.05.2020 | 11:52
Hasta que la pandemia nos separe

Hace exactamente 62 días que el calendario se paralizó en toda España. Casi el mismo número de días que María y Luke decidieron cancelar su boda. Ella, actriz valenciana, y él, cineasta australiano, lo habían preparado todo para el gran día. Incluso la madre del novio se había trasladado ya a València para asistir al enlace. Sin embargo, la covid-19 se llevó por delante el acontecimiento que iba a dar el pistoletazo de salida a su vida en común. Fue entonces cuando la pareja decidió «dramatizar» su situación de otra manera. La serie «Cancelled» («Cancelado») es el resultado de dos meses de confinamiento creativo, el de un novio, una novia y una suegra que no entiende ni papa de español. Pero también es la crónica de la escalada de acontecimientos que ha provocado la pandemia desde la perspectiva de esta pareja. El primer capítulo de la serie se estrenó el miércoles a través de Facebook. «Después del caos de cancelar una boda, decidimos sacar algo positivo de todo lo que nos había pasado. Y dicho y hecho. En una semana ya teníamos planificados los guiones y a las dos semanas comenzamos a rodar», explica María Albiñana, actriz conocida por su participación en series como «Unió Musical: Da Capo», «iFamily» o «Sin vida propia». «La serie es nuestra manera de contribuir en esta crisis. Nosotros somos creativos, así que hemos intentado sacar algo bueno de nuestra tragedia para la gente que, como nosotros, no debe moverse de casa».

La serie ha sido grabada con un teléfono móvil. «Hemos tenido que aprender a ser directores, decoradores, guionistas, actores y operadores de cámara», añade Albiñana. El mayor reto ha sido para Karen, la suegra de la valenciana, que jamás había actuado con anterioridad. «Al principio de rodar era todo muy raro, porque en realidad, estábamos reviviendo situaciones que nos habían pasado a nosotros en los últimos meses. Nos dimos cuenta que estábamos reflexionando sobre lo sucedido gracias a la grabación», comenta la actriz, que es también coordinadora de la sección de series de Cinema Jove. «Luke es un director consolidado y con una sensibilidad magnífica para contar historias, y ambos estábamos viviendo una situación muy particular: encerrarte con una suegra y una pareja que no hablan nada de español, anular una boda en el último momento, con muchos invitados internacionales€ Era un escenario caótico, que creemos podría dar lugar a una serie divertida y emocional». La serie emitirá un capítulo nuevo los miércoles a través de Facebook. Cada uno de los episodios tendrá 8 minutos de duración.

«Cancelled» ha sido creada bajo el paraguas de la productora More Sauce en colaboración con UN3 Argentina y Screen Australia, el organismo de financiación cinematográfica del gobierno australiano. «La entidad australiana nos ha apoyado muchísimo. Nosotros teníamos algún que otro contacto con ellos, y tras leer la sinopsis nos dieron luz verde al proyecto», explica la actriz, que según ella, la sociedad australiana está muy interesada en la situación de España. «Allí no tienen tantos contagiados como nosotros, de manera que están viendo todo esto como algo insólito, de ahí el interés por la serie», explica.

La producción ha sido rodada en inglés, idioma nativo de Luke y Karen, aunque también está presente el español, a través de la televisión o las conversaciones que mantiene María con su familia por teléfono. «Ellos lo han pasado peor que yo en esta crisis. Están en un país extranjero donde no entienden el idioma y en plena crisis sanitaria».
Como el propio coronavirus, «Cancelled» es global. Todo el material que graban en València, lo envían a Australia y Argentina para la postproducción. Aunque Luke y María ya están acostumbrados a ello. Antes de la crisis, la valenciana vivía a caballo entre España, Los Ángeles y Australia, al igual que su pareja. Ambos tenían proyectos cinematográficos en curso. En el caso de Luke, iba a estrenar una película, I Met a Girl. No es la primera vez que el director australiano se pone a los mandos de una serie. En 2015 ganó el premio al Mejor director en el International Online Web Fest por la serie «Low Life», y dos años después estrenó «High Life».

Por otra parte, María Albiñana estaba pendiente del inicio de dos rodajes. «Ahora, el escenario es completamente incierto», comenta. «Lo traumático de todo esto no es la cancelación de una boda, sino el escenario en sí. Las prioridades han cambiado para todos», comenta.

El rodaje, como cabe esperar, ha tenido lugar en la casa de María. Confiesa que todavía no son del todo conscientes de lo que el estreno va a suponer para su intimidad. «Creo que todo será diferente cuando veamos la reacción de la gente». El capítulo 10, el último de la producción, todavía es una incógnita, incluso para sus creadores. Todavía no saben cómo acabará la historia de Luke, María y Karen en este confinamiento. Aunque seguro que terminará con una boda en la «nueva normalidad».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook