12 de junio de 2020
12.06.2020
Levante-emv

Reportaje

La calle es el nuevo museo

TVBoy, uno de los máximos exponentes del arte pop urbano recopila todos sus dibujos 'efímeros' en «La calle es mi museo», un libro en el que rescata arte satírico de temática política y social. Muchos de estos dibujos ya no existen, pues han sufrido la censura de la calle. El más reciente es el que ha dedicado a George Floyd, el afroamericano muerto a manos de la policía en Estados Unidos.

12.06.2020 | 10:50
La calle es el nuevo museo

El arte callejero ha seguido floreciendo durante los tres meses de confinamiento. Barrios de toda España como el Carme, el Born, Malasaña o Lavapiés se han hecho eco de los últimos acontecimientos políticos y sociales a través de un arte urbano con tintes pop. Detrás de muchos de estos grafitis de rabiosa actualidad se encuentra TVBoy, el artista que ha revolucionado las calles de media Europa con su particular visión de la política y la cultura. Italiano residente en Barcelona desde hace más de 15 años, TVBoy ha dibujado a personalidades como Rosalía o Manuela Carmena vestidas de santas de la iglesia, ha pintado a Van Gogh y a la Mona Lisa haciéndose un selfi y ha homenajeado a George Floyd, el afroamericano muerto en Estados Unidos a manos de un policía. «Mi trabajo no puede interpretarse como un lienzo o una obra artística, sino como una performance», explica este grafitero, que acaba de publicar La calle es mi museo (Cúpula), un compendio de todas sus obras callejeras. «El libro me ha obligado a documentar mis dibujos en la calle. Muchos siguen intactos, pero la mayoría han sido borrados, extraídos o han sufrido actos vandálicos», asegura TVBoy. Uno de estos dibujos censurados fue el que el artista hizo sobre Franco resucitado. «Mi arte intenta apelar directamente al viandante. Muchos dibujos resultan incómodos, por eso son censurados, pero ahí está la gracia del arte. Una vez acabada, la obra artística sigue viviendo. La censura puede ser parte de la obra», explica.

El italiano también dibujó a Messi y a Cristiano Ronaldo besándose. Lo hizo sobre una de las paredes de una gasolinera en Barcelona. El dibujo fue extraído y vendido en una subasta años después. «Yo no pude hacer nada por evitarlo. El dueño de la pared tiene más derechos sobre el dibujo que yo, que he sido el artífice», lamenta. El beso de Cristiano y Messi se encontraba dentro de una serie de dibujos que el artista realizó en Barcelona, que incluyó políticos (Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Angela Merkel...) y líderes espirituales como el Papa Francisco. Según el italiano, la censura depende del sentir de cada ciudad. Por ejemplo, TVBoy sitúa a Madrid como una ciudad abierta, en cambio, justifica la censura de algunas de sus obras en Barcelona por la incomodidad política que ha vivido la ciudad en los últimos años. También le ha ocurrido en Italia. «En Milán no hay problema, de hecho, el alcalde es fan mío. Sin embargo, en Roma todos mis dibujos acaban censurados». «Gracias a Banksy, los ciudadanos han entendido que el street art no es vandalismo, pero dentro de esta idea también hay diferentes posiciones. El arte callejero es incómodo, intenta despertar algo en el ciudadano, y no todo el mundo está abierto a que le muestren sus vergüenzas». Según el italiano, la derecha española es más reticente al sentir del arte callejero porque «es crítico y rebelde». Sin embargo, considera que poco a poco las cosas están cambiado. «Las administraciones públicas cada vez encargan más murales a artistas de la calle. Es lo que se llama arte público. Aunque no tienes mucho margen de maniobra para expresar tu opinión. Prefiero ir por libre», asegura.

Los dibujos más censurados según el artista han sido aquellos en los que han aparecido personajes como el Papa Francisco, Franco o políticos nacionales. Otros como los de Frida Kahlo, Trump o Rosalía todavía lucen en Barcelona. ¿Durará el de George Floyd? «Yo creo que sí, porque en general, la mayoría de la población está en contra del racismo, aunque tenemos que ser conscientes que no se puede ver la muerte de George Floyd como algo aislado, como un asunto estadounidense. En Europa también somos racistas», comenta.

TVBoy no encuentra incompatible su amor por el arte efímero y su inclinación por las cosas que permanecen. «A pesar de considerar mi arte como una performance, necesito registrar la obra, ya sea sobre un libro o sobre las redes sociales. Si esto no sucede es como si el artista nunca haya existido». Actualmente, el italiano se encuentra preparando la que será su primera exposición individual. Será en Italia en la primavera de 2021.

Como buen artista callejero, TVBoy no muestra su rostro. «El único que ha logrado el anonimato total es Banksy. A mí me han llegado multas por hacer street art. Por eso, ya no solo cubro mi rostro para evitar conflictos por mi arte sino para no para no eclipsarlo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook