02 de julio de 2020
02.07.2020
Levante-emv

Las 5 calas más escondidas de la Comunitat Valenciana

El contraste entre la vegetación salvaje y el mar hacen de estos enclaves lugares de esnueño

02.07.2020 | 10:40
Las 5 calas más escondidas de la Comunitat Valenciana

El litoral de la Comunitat Valenciana es uno de los más demandados por los turistas en los meses de verano, algo que se puede explicar con el gran número de banderas azules que tienen sus playas. La Comunitat Valenciana lidera el número de playas con Bandera Azul 2020, con 134, seguida de Galicia con 107, Andalucía con 100, Cataluña con 95, Canarias con 51, Baleares con 38 y Murcia con 26. Aquí puedes consultar el listado de las playas valencianas con bandera azul en 2019.

Pero además de las playas urbanas premiadas, uno de los mayores atractivos del verano son las piscinas naturales y las calas más recónditas de la Comunidad Valenciana, lugares tranquilos, poco frecuentados por sus difíciles accesos. Algunas de aguas azules, claras, cargadas de vegetación y en su mayoría pedregosas, donde poder practicar deportes acuáticos sin multitudes.

A continuación te proponemos las 5 calas más escondidas de la Comunidad Valenciana donde poder pasar una jornada de verano lejos de la masificación y las aglomeraciones, y donde además podrás practicas buceo, snorkel o disfrutar del agua y el buen clima. 

Cala del Moraig


Este lugar se encuentra en Benitatxell, en la comarca de la Marina Alta, y más concretamente en la pedania de La Cumbre del Sol. Dispone de parking, además de zona de buceo, senderismo y chiringuito para tomar algún refresco o comer. Esta pequeña y preciosa cala entre montañas, pedregosa, con aguas azules dispone de unas vistas privilegiadas.

Cala D'Aigua Dolça


A pesar de que el acceso es complicado, las aguas cristalinas de esta cala merecen la visita. Desde Dénia, se puede acceder por la carretera de les Rotes, hasta llegar al mirador. En este punto, encontraremos un camino que lleva a unas escaleras pronunciades que te llevarán por el acantilado hasta llegar al mar.

Cala Pinets


Situada en otro de los parajes más peculiares del litoral de la Marina, como es la denominada 'Mar Morta, se encuentra este paraje de arena y roca. Sus rocas y la profundidad de sus aguas trasparentes permiten disfrutar de una jornada de buceo y snorkel. Su acceso puede ser a pie desde la cala de la Fustera (unos cinco minutos aproximadamente) o en coche. La cala Pinets está rodeada de un paisaje natural que merece visitar.

Cala tio Ximo

Situada entre escarpados acantilados, impresiona el contraste entre el mar y las espectaculares vistas de la vegetación de la Sierra Helada. Es una playa nudista, pequeña y tranquila, una magnífica opción para escapar de los agobios de las playas turísticas masificadas.


Cala Pebret


Al acceder a la idílica playa de Pebret –nada que envidiar a la cala más recoleta de Menorca o Formentera– hay que hollar un pequeño campo de dunas, uno de los últimos vestigios de este ecosistema en el litoral castellonense. En la sierra de Irta huele a romero y tomillo, a salvia y espliego. Muy tranquila, accesible y familiar. Ideal para disfrutar en familia y descubrir el entorno que le rodea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook