03 de julio de 2020
03.07.2020
Levante-emv

Música

Cómo la música beneficia la salud en los mayores

La música mejora el estado de ánimo, los niveles de interés, alivia el estrés, mejora la motivación, favorece la memoria e incluso disminuye el dolor de las enfermedades crónicas

03.07.2020 | 12:21
Cómo la música beneficia la salud en los mayores

Las personas mayores que escuchan música tienen una perspectiva más feliz de la vida y una mejor interacción social. Se sabe que las personas con demencia y Alzheimer aumentan la comunicación con otros después de escuchar música, ya que una canción puede provocar un recuerdo de cuando eran más jóvenes. Algunos pacientes con Alzheimer y demencia que han perdido la capacidad de hablar pueden tararear algunas canciones. Los que escuchan música a menudo tienen mejores noches de sueño, menos dolor en general y mejor tiempo de recuperación. La música también ha demostrado aumentar la movilidad, la coordinación y las habilidades cognitivas generales. Ciertas investigaciones han comprobado que los pacientes que escuchaban música después de un derrame cerebral experimentaron una recuperación más rápida de las habilidades verbales. Pero no es necesario padecer estas dolencias para beneficiarse de las cualidades de la música. Por ello, los expertos de thyssenkrupp Home Solutions han hecho una recopilación de cuáles son los principales beneficios de la música en personas mayores.


Reduce de estrés

La música relajante también pueden ayudar a tranquilizar a las personas mayores cuando se estresan y agitan. Se ha demostrado que aumenta la relajación y la autoestima, al tiempo que reduce la tensión y la ansiedad. Escuchar música puede prevenir aumentos en la frecuencia cardíaca y la presión arterial, y disminuir los niveles de cortisol, todos marcadores biológicos del estrés. Una buena terapia cuando el anciano está nervioso, es poner una canción significativa de cuando era niño.

Produce sensación de euforia

Se ha demostrado que la música tiene muchos efectos positivos en el bienestar de una persona, entre ellos, el estimular la producción de dopamina, un neurotransmisor del sistema nervioso central que contribuye al aumento de la frecuencia y presión cardíaca, regula el sueño, la atención y la actividad motora, también es vital en la regulación del humor. Pero además, la música puede aumentar la emoción positiva en los centros de recompensa del cerebro de una persona. Cuando esto sucede, una persona a menudo sentirá una sensación de euforia.


Disminuye el dolor

Otro efecto positivo que la música tiene en las personas mayores es que puede disminuir la experiencia del dolor. Si bien el manejo del estrés es increíblemente importante, el manejo del dolor es a menudo una de las consideraciones más importantes para las personas mayores. Cualquier tratamiento suplementario para el dolor crónico que no tenga efectos secundarios complicados es muy beneficioso para las personas mayores.

Aumenta la inmunidad

Algunos investigadores incluso creen que escuchar música puede mejorar la función inmune ya que la música afecta los niveles de IgA, un anticuerpo importante que nuestro organismo usa para combatir enfermedades. La correlación entre la exposición a la música y una función inmune más alta parece prometedora, especialmente para las personas mayores.

Mantiene el cerebro activo

Además de aliviar el estrés y el dolor, la música tiene efectos positivos sobre otras funciones cognitivas. Si se quiere mantener el cerebro activo durante cuando uno es mayor, escuchar o tocar música es una gran herramienta. Proporciona un entrenamiento cerebral total. Además, escuchar música puede mejorar la calidad del sueño, el estado de alerta mental, el estado de ánimo y la memoria. Los científicos aún están estudiando por qué la música tiene efectos tan positivos en el cerebro de una persona, pero están de acuerdo en que para las personas mayores, los beneficios son cruciales. A menudo se recomienda que las personas mayores prueben la musicoterapia. Aunque solo sea para promover la interacción social, aliviar el aburrimiento y calmar el nerviosismo, la musicoterapia es tan beneficiosa como agradable.

Mejora la movilidad

La música tiene efectos positivos en el cuerpo de una persona. Para los mayores, es importante encontrar una motivación para moverse. Estudios han demostrado que cuando se utiliza música motivacional los mayores hacen ejercicio durante más tiempo y de una manera mejor. Además, a medida que el ejercicio se vuelve más difícil, también se vuelve más importante. Bailar al ritmo de la música también aumenta la movilidad y la coordinación, reduciendo la tensión y el dolor. Animar a las personas mayores para que sean más activas e independientes permite aumentar sus sentimientos generales de satisfacción. Por estas razones, muchos centros para personas mayores y comunidades de jubilados incluyen programas de música e instrumentos musicales para ellos.

Además de escuchar música, hay que animar a los mayores a que toquen un instrumento, sobre todo si alguna vez ya lo hicieron. Tocar música ayuda a aumentar la autoestima, a disminuir la frecuencia cardíaca y la presión arterial y resulta terapéutico para las personas mayores. En cualquier caso, bien sea escuchándola o tocándola es fundamental que la música forme parte de la actividad de las personas mayores:

Tecnología, el gran aliado

La tecnología ha hecho que la música casi olvidada esté al alcance de todos. Se puede crear una lista de reproducción personalizada con canciones que a los abuelos les encanten. En Internet, se puede encontrar cualquier canción, de cualquier época, gratis o de pago. YouTube, Spotify, Google Play Music, Napster, Prime Music, Pandora Music y otras apps y webs con música e imagen no solo permite encontrar música que estaba olvidada, sino que también se pueden ver actuaciones en vivo de los artistas favoritos en una época pasada.

Disfrutar conciertos en vivo

Naturalmente no es lo mismo escuchar música por cualquier medio que hacerlo en vivo. La oferta de conciertos en las ciudades es muy destacada, aunque con el confinamiento, se han suspendido la mayor parte, pero pronto pasará la crisis y los auditorios recobrarán su actividad. Además, hay muchas iniciativas privadas, salas pequeñas y espectáculos al aire libre, muchas de ellas gratuitas que permiten disfrutar de todo tipo de músicas en directo.


Apuntarse a clases de música

Aprender música es uno de los mejores entrenamientos mentales disponibles. Cuando se aprende algo nuevo, se estimula el área del cerebro que está involucrada con la memoria y la concentración. Además, se ha demostrado que las actividades cognitivamente desafiantes tienen un efecto positivo para prevenir la demencia y la enfermedad de Alzheimer, por lo que, apuntarse a clases, siempre con las medidas oportunas de seguridad que requiera la nueva normalidad es una gran idea. Además, muchos estudios de música volverán a organizar fiestas, noches de micrófono abierto o recitales para que sus estudiantes puedan mezclarse y conocerse.

Tanto si se invita a los amigos y familiares a tocar juntos, actuar en eventos comunitarios o aprender un instrumento con los nietos, aprender música es una excelente manera de relacionarse con quienes lo rodean.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook