Después de triunfar este año con la película Madre, Rodrigo Sorogoyen irrumpe ahora en el terreno de las series con una historia de polis. «Antidisturbios» es la ópera prima televisiva del director madrileño, el niño de los ojos del cine español junto Alejandro Amenábar. La producción, firmada entre Sorogoyen e Isabel Peña, se estrena hoy en Movistar + y está compuesta por seis episodios de 50 minutos.

«Antidisturbios» arranca con una escena muy común en los barrios españoles desde hace algunos años, la de un deshaucio. Seis agentes irrumpen en un inmueble en el centro de Madrid que se complica, ya que un hombre acaba muriendo. Un equipo de Asuntos Internos será el encargado de investigar los hechos y los seis antidisturbios se enfrentan a una acusación de homicidio imprudente. El grupo de agentes busca una salida por su cuenta que acaba separándolos y, finalmente, complicando aún más la situación. Laia, una de las agentes de Asuntos Internos, se obsesiona con el caso y acaba descubriendo que, tras ese desahucio malogrado, hay mucho más. El reparto está compuesto por Raúl Arévalo, Álex García, Hovik Keuchkerian, Roberto Álamo, Raúl Prieto, Vicky Luengo y Patrick Criado.

Sorogoyen ha decidido entrar en el terreno de las series por la puerta grande, con un proyecto de acción que pivota sobre una controvertida facción de la policía, en el centro de la opinión pública por las manifestaciones de los últimos años (15-M, Primavera Valenciana) y por algunas actuaciones polémicas, como la que provocó que una participante de una manifestación perdiese un ojo en Barcelona a causa de una pelota de goma. Tanto Sorogoyen como Peña intentan en «Antidisturbios» humanizar a las personas que se encuentran detrás de las porras para explicar un rol tan complicado como el de un soldado de calle a las órdenes del Estado.

El director ha apostado por un estilo hiperrealista para mostrar la realidad de estos agentes. Las imágenes de «Antidisturbios» son asfixiantes, ya que la cámara sigue desde cerca el paso de estos agentes por las calles de Madrid. Los primeros planos son recurrentes, aunque la acción se desarrolla a fuego lento, como ha acostumbrado a hacer en otras cintas como El Reino o Que Dios nos perdone.

Aunque esta no es la primera incursión del director en la televisión. Ya participó en «En casa» de HBO donde precisamente aportaba uno de los puntos de vista más originales durante las peores semanas de la pandemia. Y es que hizo un episodio inquietante sobre la convivencia con la pareja que protagonizó con la actriz Marta Nieto, su pareja. A Sorogoyen le queda mucho trabajo en la televisión.